Eva Garrido, una gran MalaBiker, una gran Muejer Ciclista

Eva, impulsora del movimiento Malabiker, ella aunque ha practicado deportes varios la bicicleta ha formado parte de su vida desde bien pequeña.

¿Cuándo empezaste y por qué a montar en bici?

Mi vida a girado en torno al deporte, desde que tenía 9 años me pasaba la semana entrenando baloncesto y atletismo y el fin de semana compitiendo.

Siempre he tenido bicicleta y a mis entrenamientos iba en bici, de hecho, cada vez que llegaba a casa sin bici mi madre ya sabía que me había lesionado en el entrenamiento.

Me he criado en una finca a casi 20 kilómetros de mi pueblo y si, muchos días subía en bici al pueblo.

En la época universitaria, descubrí lo que era el triatlón, competí durante 2 años, “se me daba fatal,” salía la última del agua, pero la bici me encantaba.

Los pocos duatlones de montaña que hice fue con una bici prestada y no sabía porqué, hacia pódium. Años después me di cuenta que lo que pasaba es que iba como loca bajando los caminos.

Empecé en el 2005 a practicar mtb semanalmente, cuando comencé a trabajar de profe y me pude comprar una btt. Hasta el 2009 la utilizaba para relajarme por las tardes, mi madre estaba enferma de cáncer y fue todo un alivio contar con mis bicis y esas salidas que hacía.

En 2010, tenía un noviete que hacía downhill, fui a verle competir un dia y me enamoré. Acabó la competición  y le dije “¡Quiero una bici de DH y empezar a competir!” a lo que él me respondió “¿estas segura? ¡esto es para toda la vida!” y si, amiguitas, esas palabras eran muy ciertas porque a partir de ese momento hice de la bici mi forma de vida. 

A partir de ahí DH, enduro, xco, … ha sido mi forma de vida.

He visitado multitud de lugares en diferentes países, visto paisajes inimaginables desde lo alto de las montañas y conocido personas increíbles. La bici ha sido y es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida.

Eva tengo claro que eres de Mtb, de esas bikers que les encanta el barro.

¿Qué es lo que más te gusta cuando coges tu bicicleta y sales a rodar?

Me encanta la sensación de bienestar que me aporta, me siento libre, liberada, siento que puedo ser yo misma, me oxigena, me llena, me da vida…  

Me encanta compartir rutas ya que es un medio para conocer personas increíbles. Puedes pasar horas con desconocidos en una ruta y tener conversaciones que en otras circunstancias serían inimaginables.

Me gusta compartir pedales pero a la vez, adoro salir sola de vez en cuando, ese momento para pensar, recapacitar, planificar, recolocar, “es mi momento y mi medicina”.

¡Malabiker! háblame de ello

Me pasaría horas hablando de mi proyecto malabiker, pero intentaré resumir. Hace años que llevo compitiendo, me encanta competir, ponerme al límite, dar todo de mi, y, porque no confesarlo, me gusta ganar pero también aprender a perder.

Desde que empecé a competir en DH, empecé a ganar. Poco después ya tenía una de enduro y gané la copa de España, subcampeonatos de España, fui corredora de la Enduro World Series y me fichó un equipo internacional de una marca conocida mundialmente. En ese momento no sabía cómo encajar todo eso porque siempre he sido “muy tontaca” pero me convencí a mi misma que debía mostrar seriedad en todo momento o por lo menos aparentarlo. Creí que la profesionalidad y la “seriedad” debían ir de la mano. En aquella época aprendí mucho y viví cosas irrepetibles pero me faltaba ser “yo misma”. 

Quien me conoce sabe que soy impulsiva, extrovertida y a veces bocazas (me cuesta controlar todo las “chorradas” que me pasan por la cabeza). Y todo aquel mundo me cohibía. Ojo, nadie me cohibía, era yo misma y el estereotipo de corredora que me había montado en mi cabeza que debía ser: disciplinada, correcta, seria,…

Pero…y años después de dejar de competir en enduro, fui a unas jornadas de mujer y deporte y descubrí a Laura Baena y su movimiento #malasmadres. En su conferencia hablaba del concepto #malamadre y como ella se sentía por querer tiempo libre al tener un bebe, tener ganas de ir con sus amigas, no sentía siempre que hubiese sido lo mejor que le había pasado en la vida… pensaba “soy una malamadre…” y yo, que no soy madre pensé “Jo, es que eso es lo que me pasa a mi trasladado al deporte” 

A veces, no me apetece entrenar, quiero parar en medio de un entrenamiento a tomar un café, llueve y no me quiero mojar, quiero beberme una cerveza tras una ruta, pasearme con la bici, no quiero llevar licra,… ¡EUREKA, SOY UNA #MALABIKER!

A ese primer concepto de malabiker y de forma natural le di mi toque personal siendo sobre todo POLITICAMENTE INCORRECTA y dándole muchos toques de humor.

Soy una ciclista que dice palabrotas, habla de sexo, me reparo mis cosas, se me queda sin batería el GPS…en definitivia, soy un desastre muchas veces pero me lo tomo con humor.

He decidido que voy a las competiciones a dar lo mejor de mi pero si algo sale mal, le muestro al mundo lo bueno del día. Porque aunque hayas pinchado 3 veces como en mi última etapa de la Andalucía Bike Race hay mucha gente que te ha preguntado si puede ayudarte, has hablado con muchos, has sabido aceptar la derrota y porque no, le has preguntado a un mecánico si era de mi pueblo debido a mi incotinencia verbal.

Durante el confinamiento y con el fin de entretener a la familia y amigos, empecé a hacer videos “chorras” de cosas que se me pasaban por la cabeza e intuía que a much@s otr@s mal@sbikers les estaba pasando.

Están teniendo una gran acogida y la gente me agradee hacerles reir en estos momentos. De modo que he descubierto cuál es mi cometido en el mundo ciclista que es

“Ser una malabiker contando con humor las penurias de todos”

 

¿Aptitud o actitud?

Mmmm, difícil, porque para tener actitud hay que tener aptitud; Creo que una combinación de ambas es lo perfecto.

En los tiempos que corren, en los que el elitismoy la excelencia es la meta que te dicen que tienes que alcanzar no se tiene actitud por la supuesta falta de aptitud, pero, por definición, tener aptitud es “la capacidad para poder realizar adecuadamente una actividad”. Por tanto, si te marcas tus propias metas, alcanzables para ti, tendrás una aptitud óptima y si además le pones actitud ¡Te comes el mundo, chica!

 

¿El mejor y el peor momento sobre tu bicicleta?

Es difícil elegir el mejor momento, tengo muchos: bajar por caminos de Portugal o Italia, ver el MontBlanc junto a Laura, Armand y Challo, montar por Andorra, ver a mis sobrinos animándome en un campeonato del mundo como si no hubiese un mañana, entrenar por “La Vera” después de mucho tiempo…

¡Son muchos los buenos momentos!

El peor o los peores momentos son las lesiones, pero aun así, y con el paso del tiempo, ves que tampoco fueron los peores momentos.

¿Qué es para ti ser una mujer ciclista?

Algo natural Joder! Es un orgullo ser mujer ciclista y poder enseñar a otras mujeres ciclistas.

Decirles que no pasa nada porque te tengas que bajar en una cuesta en una ruta, hacerles ver que el trabajo de técnica se trabaja, que una malabiker nace pero también se hace. Conocer a otras mujeres ciclistas, convivir con ellas, ver crecer a otras mujeres ciclistas, crear una comunidad de mujeres ciclistas,… ese es el concepto de la mujer ciclista que quiero ser y que creo que estoy consiguiendo ser.

Actualmente trabajo en la federación extremeña de ciclismo y desde esta entidad puedo trabajar el empoderamiento femenino en nuestro deporte, algo, que me llena muchísimo y no hay medalla y pódium que lo iguale.

¿Qué le dirás a las mujeres para que se animen a coger una bici y salgan a dar pedales?

Que confíen en ellas mismas, que tengan paciencia, que disfruten del camino y sobre todo que sepan que la bici ¡es para toda la vida!

 

¿Futuros proyectos?

Crear una comunidad ciclista femenina. Es un proyecto que llevamos desarrollando desde hace años y que comenzó con Laura Celdrán en Barcelona impartiendo cursos de técnica básica para mujeres (cursos que aún imparte Laura en La Poma BIke Park y su escuela de ciclismo)

El proyecto consistirá en una formación on line de diferentes ámbitos (nutrición, ergonomía, biomecánica, psicología, etc…), clases on line de yoga, pilates y cicloindoor y charlas/debate entre las mujeres participantes.

Muy pronto estará toda la información sobre este bonito proyecto en la página de la Federación extremeña de ciclismo.

Para llevar a cabo este proyecto ambicioso contaré con enormes mujeres relacionadas con el mundo del ciclismo en el ámbito nacional.

❤️🚴‍♀️SOY MUJER CICLISTA🚴‍♀️❤️

Hoy os presento a Carol Ayza

Carol, de la Natación y Waterpolo, a una mujer apasionada del ciclismo.

Vengo del mundo de la natación y del waterpolo, jamás imaginé que a día de hoy, la bici fuese mi pasión.

Pero no solo de pedales va la cosa, trail-running, triatlones, sprint, olímpicos de media distancia.

La Volcat, la Catalunya Bike Race , la Rioja Bike Race o la 4 Stage de Lanzarote son pruebas en las que ha participado. Una auténtica mujer deportista.

Proclamándose Campeona de España máster 30 de Triatlón de MTB,

“y eso que solo había ido a la prueba porque estaba cerca de casa”

Pero la bici no es solo mi pasión deportiva, sino también mi pasión laboral.

¿Un sueño?

Me gustaría muchísimo hacer la Swiss Epic porque adoro ese país. Y aunque mi pareja dirá que soy muy pesada… sí, las bicis de carretera con frenos de disco (se lo dedico a Isma jajajaja). Me considero una persona muy afortunada de poder disfrutar de la bici como trabajo. Me ha llevado a grandes eventos internacionales y he tenido la suerte de probar muuuuchas bicis. Fui un año embajadora de la marca Liv.

 

¿Cuándo empezaste y por qué a montar en bici?

Fue gracias a un amigo que hacía triatlones le LD. Este amigo me dijo un día que probase un triatlón… me dejó su bici, que era un pepino y yo ahí, sin calas ni nada. Eso fue en 2009


¿Eres más de carretera o montaña?

Desde que conocí a mi actual pareja, Ismael Ventura, me he aficionado más al MTB. La carretera me gusta pero no tengo bici. “A ver si ahorro y me hago con una” También tengo la duda si de carretera o de gravel, alguna vez he probado el gravel y me parece muy divertido. Además que con un cambio de cubiertas ya puedes hacer carretera.

¿Qué es lo que más te gusta cuando coges tu bicicleta y sales a rodar?

Desconectar, yo salgo en bici, no entreno. Aunque a veces me aprieto y me pongo por zonas técnicas para ir mejorando, pero lo hago por superación.

Salgo en bici cuando me apetece, sin obligaciones


¿Cómo ves la proyección del ciclismo entre la comunidad de mujeres?

Cuando empecé en 2009, apenas éramos chicas en triatlón y ahora ha aumentado mucho. En MTB lo que veo es que hay dos extremos: las chicas que compiten y las que salen de paseo (pero sin casco ni nada).

Me falta ver chicas como se ven en países como Alemania , Francia o Suiza; chicas que salen en bici a descubrir paisajes y a pasar el día juntas, esas chicas sales con un estilo más all mountain. Aquí las bicis se venden para competir, son bicis de XCO o Bike Maratón. Me gustaría ver más bikers de ocio. Lo mismo que espero, que el gravel sea una de esas modalidades en las que me encantaría ver a más mujeres.


¿Qué le falta al ciclismo femenino para terminar de lanzarse?

Eso mismo, que se llegue a tener el concepto que para disfrutar de la bici no hace falta un dorsal, ni un entrenador. Que se entienda que es un estilo de vida que todas podemos tener.

¿Aptitud o actitud?

Como dice el gran Victor Kuppers, lo que diferencia a una persona es la actitud. Y en bici y en cualquier deporte, la actitud positiva podrá con todos tus miedos.


¿El mejor y el peor momento sobre tu bicicleta?

Tengo muy buenos momentos en bici, pero el que me viene a la cabeza es recordando un sendero en un bike park en Livigno que se llama Coast to Coast, creo que jamás había disfrutado tanto en bici. El peor, una caída en bici de carretera (me asusté sola porque oí un coche que venía a toda velocidad) y acabé rompiéndome el sacro.

 

¿Qué es para ti ser una mujer ciclista?

Llevar un estilo de vida en el que pueda usar la bici como terapia.

Siendo una mujer ciclista me he dado cuenta que puedo perderme horas y horas sola por la montaña. Que si he de tubelizar las ruedas o hacer algo de mecánica, lo puedo hacer yo. No soy dependiente de un hombre. Te hace más fuerte y más segura.

 

¿Qué le dirás a las mujeres para que se animen a coger una bici y salgan a dar pedales?

Que hay lugares que jamás descubrirán en coche. Que van a conocer amistades que perdurarán en el tiempo y que sí, salir en bici es una droga. Nos genera serotonina, endorfinas y adrenalina, y la sensación que dan…enganchan!

¡Es el mejor antidepresivo!

 

¿Futuros proyectos?

A nivel deportivo no tengo ninguno, solo quiero seguir disfrutando de la bici sin obligaciones… una ya es mayor jejeje. Mi vinculación con la bici quiero que sea más por trabajo. Siendo parte de la web www.esmtb.com tengo oportunidad de ir a ferias, presentaciones y carreras de nivel mundial. Me gustaría poder trabajar para alguna marca.

Creo que cada vez somos más mujeres trabajando en el sector ciclismo pero todavía faltan más. Si te fijas, comerciales de bicis mujeres, apenas hay.

Añadiría, que faltan mujeres en las pruebas deportivas por lo competitivas que somos. En una categoría como la máster, se tendría que intentar disfrutar de las pruebas, pero parece que haya más competición en máster que en élite. Ese es uno de los motivos por lo que yo he dejado de ponerme un dorsal.

La categoría Máster es una locura.

Algunas tienen nivel de élite. Podrían hacer un top 20 perfectamente élite, pero aquí queda mejor decir que has ganado una prueba máster. Todo y así, admiro la constancia que tienen entrenando. Pero me sigue faltando el concepto que te comentaba sobre países centroeuropeos. 

También creo que faltan escuelas de mtb y que cuando salgan cadetes o juniors féminas, se le ayude a prosperar.

Me parece muy fuerte que solo haya una ciclista Pro en este país. Luego ves las escuelas suizas o francesas con niñas de 13 años entrenando en circuitos y son unas máquinas. Falta más apoyo a las jóvenes promesas ellas y menos a Influencers que no tienen nada que ver con el ciclismo. porque si ven que no se les apoya, lo dejan a mitad de camino. En mi opinión, una marca ha de invertir en deportistas e influencers, pero siempre y cuando los seguidores de ese perfil sea un público ideal para tu marca. Y eso las marcas no lo estudian. Van a mirar seguidores y likes sin fijarse en el tipo de comentario.

 

 

 

❤️🚴‍♀️SOY MUJER CICLISTA🚴‍♀️❤️

Entrenamiento de Gluteo y Pierna

Los glúteos son sin duda esa parte que todos queremos tener fuerte y tonificado

Es en su conjunto el grupo de músculos más grande y fuerte de nuestro cuerpo, junto a los Isquiotibiales trabajan en conjunto para rotar, abducir y extender la cadera.

Hay inumerables razones para dedicarles tiempo y ponernos a trabajarlos.

Los glúteos e isquiotibiales fuertes mejoran la postura, pueden aliviar el dolor de la espalda baja, o incluso eliminar ese dolor, el dolor de cadera y de rodillas, incluso eliminar grasa, porque una buena musculatura en descanso quema más calorías que la grasa.

¡Vamos a entrenar!

Hoy os presento a Yuli, mamá y ciclista

¿Recordáis a Sara Vázquez? Se nos une al equipo para entrevistar a mujeres ciclistas.
Las dos son asturianas y son amigas ciclistas. Se conocieron gracias a las redes sociales hace ya unos años. 
Nadie mejor que ella para presentárnosla.
Yuli ¿Qué significa para ti ser mujer ciclista? 

Ser Mujer Ciclista es, ser una más, ver que no hay sexos en cuestión de practicar este deporte. Que todos y todas podemos practicarlo midiéndonos siempre con uno mismo.

Yuli siempre ha estado rodeada del mundo del ciclismo.
hija del ex-presidente del Club Ciclista AsturCollotoBtt y socia del mismo desde hace años. Su hijo continúa con la tradición, entrenando y participando en distintas pruebas ciclistas.
Yuli 6
¿Desde cuándo montas en bicicleta?
 Pues, desde hace 5 años, cuando me animaron a comprar bici de carretera.
¿Es difícil compaginar el ser madre y ciclista?
La bici requiere tiempo, y a veces eso es lo que no tengo.

Trabajadora, madre ( separada ) y ciclista.

Poco tiempo es del que dispongo, ando exprimiendo horas al dia. y sobre todo con ayuda de los abuelos.

En mi trabajo ( la peluquera ) los fines de semana son cuando más trabajo tenemos. se nos queda en Sábado tarde y Domingo.

Y muchos de esos fines de semana cuando la temporada del enano comienza, son dedicados a el, y a sus carreras.

Pero tengo claro que si se quiere se saca tiempo.

Quizás no tanto como me gustaría, y no puedo salir una mañana de ruta sin prisa, pero si para un paseo corto o rodillo.

¿Merece la pena el esfuerzo?

Para mi si, es mi momento de desconectar.

Dedicar tiempo al ciclismo es muy sacrificado, ya que el día a día de por sí, es bastante duro, jornada laboral, El Niño, las extraescolares, los deberes, sus entrenos, la casa.

Queda poco tiempo para una misma pero bueno, con ayuda y sacrificio se puede.

Yuli 3
¿Cuál es tu disciplina preferida? ¿Alguna que te gustaría probar?

Mi preferida para practicar y la única que hago es carretera. La montaña me da mucho miedo bajar, aunque me encantaría perderlo y poder disfrutar del monte. Todas las demás me encantan, pero para disfrutarlas desde el lado fácil, es decir, desde el otro lado de las cintas.

¿Qué es lo que te hace sentir la bici? 

Libertad, bienestar, tranquilidad, diversión, sufrimiento, … jaj

• ¿Qué le dirías a las mujeres para que se animen a coger una bicicleta y salgan a disfrutar del ciclismo?

Es una de las mejores sensaciones que he tenido. Me evado de las preocupaciones, sufro física y mentalmente en cada subida con una recompensa gratificante al llegar a lo alto.
“Con la bici, aprendes a manejar tu cabeza y te das cuenta que muchas veces las metas sólo están en tu cabeza.” 
Yuli 1
A Yuli, siempre que le sobra algo de tiempo, aprovecha a salir a rodar con sus amigos. Es su manera de desconectar y divertirse. La foto es de una salida conmigo y Borja.
Tienes un niño que le apasiona la bici y participa en carreras, ¿cómo lo vives desde el otro lado?

Se crió en este mundo, JAMÁS forcé a que lo practicara.  Supongo que al estar rodeado del ciclismo le llamó la atención.

Cuando realmente me demostró que de verdad quería practicarlo le apunté a la Escuela de ciclismo Viella – Guttrans. Desde entonces, me demuestra lo que le apasiona la bici en cada entreno y en cada carrera, en ellas yo disfruto y sufro a la vez. Me apasiona verle correr, pero también tengo miedo que caiga y se manque; aunque, cuando eso ocurre, me demuestra que de verdad le apasiona este deporte sólo con verle levantarse y seguir.

“Creo que el querer que aprenda a saber perder es una de las cosas que más me importa. Ganar siempre es satisfactorio, perder muchas veces nos puede decepcionar, y eso es lo que quiero que aprenda. “
Yuli 5

Marta López “Pura Pasión”

Hoy os quiero presentar a Marta López desde niña encima de una bicicleta.

Y para eso he preguntado a quien más la conoce, su Madre

¿Háblame de Marta y su afición por el ciclismo?

Que Marta monte en bicicleta, no es una casualidad. Desde que nació vio bicis en casa constantemente, y creció viendo a sus padres disfrutar con este deporte.

Cuando ella era pequeña, podía ser habitual que su padre hiciera ciclismo, pero desde luego, lo que no era común era que su madre montará en bicicleta, y además fuera la presidenta de un club ciclista de chicos, y una de  las impulsoras y pioneras en esto del ciclismo femenino en la Comunidad de Madrid desde hace ya más de quince años.

Marta se hizo una preciosa mujer acompañando a sus padres a pruebas como los 101 de la Legión, el Soplao, las 24Doce, La Sastre y un larguísimo etc.

Todo esto, sin duda, ha marcado su futuro, y hoy en día, por nada del mundo, renunciaría a lo que para ella es disfrutar y desconectar. 

Marta ha vivido rodeada de bicis, bicis de carretera, de montaña, rígidas, clásicas….

Por lo que me cuenta Meme, Marta tiene tres bicicletas: le gusta mucho salir con la bicicleta de carretera, pero no olvida que comenzó con la de montaña con la que hizo su primer Camino de Santiago con tan solo 8 años. Y entre sus favoritas esta una clásica, una preciosa Peugeot con la que disfruta acudiendo a marchas clásicas, afición que le ha inculcado su padre.

Sin duda es algo poco habitual que una niña acuda a este tipo de rutas con esas bicis tan pesadas y que cuesta tanto mover, por lo que no es raro descubrir que en algunas de ellas, y por varios años consecutivos ha conseguido el trofeo a la participante más joven.

Con 18 años recién cumplidos tiene claro que quiere ser ciclista, no solo en su ocio y tiempo libre, si no que quiere dedicarse profesionalmente a ello, formándose en todo lo que le pueda venir bien para un futuro laboral relacionado con las bicicletas. 

 

Si hay algo que tengo claro es que; Marta es pasión, Marta es vitalidad, Marta es dulzura, Marta es… ciclista

¿Recuerdas la primera vez que hiciste una salida de verdad?

Con mi club cuando era pequeña hacíamos peque-rutas, nos juntábamos los más pequeños y nos íbamos con nuestros padres a muchos sitios con la bici de montaña.

¿La primera vez que no montaste en bici para jugar?

La primera vez creo que fue en 2018 cuando ya empecé a salir más con la bici de carretera, hice varias rutas con mis padres, con mi club y con amigas de mi madre.

¿Qué es para ti el ciclismo?

Para mí es una forma de desconectar, cuando estoy agobiada por los estudios o por lo que sea siempre pienso en lo que me gustaría estar encima de una bici. Me ayuda a ver las cosas con otra perspectiva.

¿Qué sientes cuando montas en bicicleta?

Me siento capaz de hacer cualquier cosa, de hacer todo lo que me proponga.

¿Has tenido miedo alguna vez?

Como todos creo que al principio me sentía insegura, con la de montaña me venían los miedos cuando veía una piedra en mitad del camino o una trialera muy difícil y de la de carretera no quería ni hablar me sentía muy inestable con las ruedas tan finas. Pero esos miedos me los conseguí quitar con la práctica y confiando que no tenía porque pasar nada.

Si vas pensando en que te vas a caer al final lo más probable es que te caigas. 

Otra vez que pase miedo fue cuando probé las calas por primera vez, me caí y estuve muchos meses sin coger la bici, pero como suelen decir la cabra tira al monte jajaja

¿Cuéntame un sueño donde tu bicicleta sea la protagonista?

Un sueño a corto plazo sería competir en alguna carrera de carretera, y a largo plazo me encantaría ser embajadora de alguna marca de bicicletas importante.

Uno de sus sueños ya se ha cumplido, y es que este año correrá en el equipo VOS Team & X-Sauce.

“Enhorabuena”

¿Recomendarías a las chicas de tu edad que montasen en bici?

Claro que sí, es un deporte que recomiendo a todo el mundo, conoces a muchísima gente de muchos niveles y siempre hay muy buen rollo en todas las salidas, y es un deporte que está comprobado que engancha jajaja

¿Qué es lo que más te gusta de este mundo?

Lógicamente lo que más me gusta montar en bici, entrenar, conocer lugares en la rutas y superarme siempre a mi misma para ir mejorando siempre.

¿Dime algo negativo del ciclismo?

Sinceramente no creo que el ciclismo tenga algo negativo, la gente puede pensar que lo peor es el dolor en las piernas, llegar cansada después de una ruta larga… Pero yo creo que la satisfacción de saber que lo has dado todo, que te duelen las piernas,  pero sabes que la próxima vez vas a estar más fuerte y que estás mejorando. Esa sensación para mí es una de mis favoritas.

¿Ahora, algo Positivo?

Lo mejor para mí es que todos somos como una gran familia, si te cruzas con un ciclista le saludas, si pinchas siempre te preguntan que si necesitas algo o qué si está todo bien, todos tenemos lo mismo en común, que nos encanta montar en bici.

Háblame de tu sueño..

Hasta ahora siempre me había tomado la rutas ciclistas para ir tranquila, con amigos, y ahora lo que quiero intentar es meterme un poco más de caña. Desde 2019 he empezado a participar en marchas cicloturistas como la Bilbao-Bilbao, la Trepariscos, la Perico y este año me he propuesto retos más durillos. En septiembre mis padres y yo nos apuntamos en un grupo de entrenamiento de la Federación Madrileña y el Ayuntamiento de Madrid (Ciclismo por Madrid). Salimos todos los sábados y me están ayudando mucho, el entrenador me da ejercicios para fortalecer, me enseña cosas que si no te explica alguien no sabes cómo hacerlas y mucho menos para que sirven. Me anima mucho y como sales con más gente te motivas más y además se nota que lo disfrutan tanto como yo, y eso es algo que si que le recomiendo a todo el mundo estén empezando o no, salir con gente es más divertido y siempre  aprendes algo nuevo.

❤️🚴‍♀️Soy Mujer Ciclista🚴‍♀️❤️

Hoy os presento a Sara Vázquez

“Amor a primera vista”

Así define Sara su pasión por la bici…

Conozco a Sara desde antes de ¨Su Amor¨ por las dos ruedas. Antes de conocerla ya bromeaba con Borja, su pareja, sobre si acabaría montando o no.

  • ¿Desde cuándo montas en bici?

A los pocos meses de conocer a mi pareja, en septiembre del 2015. Mi novio Borja siempre fue muy forofo de la bicicleta. Yo desde el minuto uno le dije que estaba loco por salir a la carretera entre tanto coche, pues no veía más que peligros. Hasta que unos meses más tarde, yo quise probar a subirme en una, y es a día de hoy que no me he vuelto a bajar de ella. Para mí fue toda una revelación. Me cambió mi estilo de vida y me ayudó a ver el mundo de otra manera, sin estar rodeada de tantos libros, conociendo a gente con historias increíbles y lugares recónditos, pero a la vez extraordinarios, en mi querida tierra, Asturias.

smc

Foto: En Soto de Agues (Asturias)

 

  • ¿Qué fue lo que hizo subirte a una bicicleta?

Realmente, para mí hay dos momentos clave que hicieron que yo cogiese este afán que ahora no me quito de encima.

El primero fue cuando Borja me animó a ir con un par de bicis de BTT a una pista de montaña muy sencilla. Era la primera vez que montaba en bici de montaña, pues de pequeña aprendí con una BH antigua de paseo. Recuerdo que los pedales eran semi-automáticos. Yo quería ir en playeros de correr, pues me daba miedo enganchar las calas en movimiento. Borja me dijo que era muy fácil, que no me preocupase. Al final le hice caso. Monté, enganché, di dos pedaladas, frené y caí. Por ese orden. No recuerdo haber tenido un moratón como aquel, pero lo que hice aquel día fue levantarme muerta de la risa por la torta que me había pegado y seguir dando pedales. Era torpona, qué le íbamos a hacer…

 

Creo que está imagen será que más veces Sara dirá; ¡Qué día aquél!  Su primera vez.

smc5

El otro momento clave fue unos meses más tarde, en septiembre del 2015, justamente la primera vez que la Vuelta subía a Sotres. Fui con Borja y sus amigos. Viví en primera persona la emoción de ver a ciclistas y más ciclistas aficionados subiendo por aquella carretera tan preciosa, pero a la vez tan puñetera con sus rampas del 19%, unas horas antes de que llegasen los profesionales. Algunos de esos ciclistas eran mujeres y niños, incluso me dio un poco de envidia pensar que eso para mí era demasiado ya. No sabía enganchar una cala, como para ponerme a subir un puerto cómo aquél. Al final llegó la caravana de la Vuelta y a continuación los pros. Yo de aquella poco sabía de Purito, Valverde, Mikel Landa, Nairo Quintana… pero al verlos pasar me dejé contagiar por esa alegría, nervios y emoción del ciclismo. Y nada más terminar la etapa le dije a Borja que yo también quería probar a subirme en una bici de carretera. No pasó ni un mes, y ya tenía mi primera bici, una MMR de aluminio. Regalazo de Borja, ni más ni menos. No hubo discusión. Si al final no me gustaba se vendía. Y sí que la vendimos, ¡pero para comprar otra!

Cómo veis ese “amor a primera vista” crecía y crecía

Todas cuando hemos empezado nos hemos encontrado con momentos de desesperación tras repetir y repetir algo que no conseguimos dominar. 

  • ¿Qué es lo que más te ha costado de controlar?

Al principio, lo más difícil fue lo que a simple vista parecía fácil.

El primer paso fue practicar a subirme en la bici con el sillín a la altura adecuada, teniendo que dar una pedalada para subirme.

En segundo lugar, fue el tema de las calas. Primero me habitué a las de montaña y, cuando ya tenía práctica, a las de carretera, que eran más duras, por lo menos a mi parecer. Todas las caídas que tuve hasta ahora fueron debido a las calas, pero nada grave. También me costó el tema de parar y arrancar en cuesta.

Por otro lado, también me llevó un tiempo ser capaz de mover la bici cuando me pongo de pie. Y una cosa que aún no he logrado, es el tema de soltarme de la bici. Con una mano sí, pero con dos… Los y las hay que en marcha se quitan y ponen el chaleco, cogen comida, el móvil… Yo cojo el bote y gracias.

  • ¿Sólo practicas ciclismo de carretera? ¿Tienes curiosidad por probar alguna otra disciplina?

De momento sólo carretera. En ella me siento segura, después de todo lo que me costó quitar el miedo a caer y coger agilidad. Aunque ahora me empieza a picar el gusanillo por la de montaña, igual este año me animo y pruebo nueva disciplina.

smc6

Foto: Coronando el puerto del Marabio (Asturias)

Una cosa que caracteriza a Sara como buena Asturiana es que le gusta escalar, claro, que se le da bastante bien…

  • ¿Qué es lo que te hace sentir la bici?

Para mí salir en bici significa desconexión, superación, diversión y felicidad. Da igual con el plan que vaya, si en modo paseo con parada al café obligatoria o con la grupeta a un ritmo alegre.

smc2

Foto: Tomando un café (izquierda) y con la grupeta gallega-astur (derecha)

Además, ahora mismo estoy en una fase en la que después de haber salido con tantos chicos y pasarlo muy bien, me apetece salir con chicas, pues con ellas es diferente. Puedes hablar de cosas que con ellos no hablarías, compartir experiencias, charlar de ropa, alimentación, rutinas, … Y lo más importante, es una buena práctica para hacer amigas ciclistas.

smc3

Distintas fotos de algunas de mis amigas ciclistas: Yuli, Ana, Arancha, Aida, Belén, Eva, Cova, Ele y Natalia

  • De todas tus aventuras, dime cuál te ha hecho muy feliz y cuál te ha hecho plantearte quizás colgar la bicicleta.

De todas mis aventuras, quizá la más reseñable, en la que más me emocioné, fue cuando hice mi primera marcha cicloturista: la Bilbao – Bilbao. Para mí fue todo un reto, pues nunca había hecho tantos kilómetros y entre tantísima gente.  Recuerdo los nervios previos a la salida, los mensajes recibidos de amigos animándome, la sensación de sentirme como una hormiga entre tanta marabunta, y lo mejor de todo, el saborear cada kilómetro y llegar a meta con una satisfacción personal increíble. Fue una experiencia inolvidable.

smc7

Foto: Mi primera marcha cilcloturista, la Bilbao-Bilbao (País Vasco)

Después de eso vinieron otras marchas y muchos viajes al pirineo francés y a Castellón, entre otros. En Castellón conocí a mi amiga Lorena, y allí aprendí que el ciclismo es más que una afición

smc4

Fotos: Vacaciones en bici: en Castellón con Lore, Clara, Bego , Kiko y Borja (arriba); y conociendo el Aubisque y Gabarnie (abajo)

Por otro lado, mi peor experiencia sucedió el mismo día que estrené las calas de carretera. En la general de un pueblo nos salió un señor mayor a cruzar la carretera por donde no debía cuando estábamos a poco más de dos metros de él. Borja frenó en el acto. En cambio, yo, que aún no controlaba bien desenganchar las calas, me puse nerviosa, frené lo más que pude para darme tiempo a soltar el pie; pero cuando me di cuenta, el señor me miraba con su bastón mientras me hacía de freno. Los dos caímos. El susto fue muy grande, me temblaban las piernas y me daban ganas de llorar y dejar la bici. Temía haberle roto la cadera o algo.

Al final no nos pasó nada, le pedí disculpas y le pregunté cómo había cruzado así, a sabiendas de que pasábamos nosotros, sin usar el paso de cebra. No supo qué decir y al poco se marchó.

Cuando me tranquilicé, Borja me preguntó: “¿Quieres seguir o damos la vuelta?” Yo le respondí: “No, seguimos”. Hasta hoy.

Sara es sin duda una enamorada del ciclismo y se nota en cada palabra.

a veces no es necesario vivirlo desde pequeña para sentirlo bien profundo.

❤️🚴‍♀️Soy Mujer Ciclista🚴‍♀️❤️

 

“La Barcelona-Girona 103”

“Bueno… no pinta nada mal el cambio.”
Así comenzaría un fin de semana en el que sus planes iniciales habían sido anulados al cambiar de residencia.
Todo organizado y dirección Barcelona
Recogida de dorsales en La Eroica Caffè, allí ya se palpaba un muy buen ambiente y mucho ciclismo, ciclismo y cerveza, así que unas risas, cenar y al hotel.
Una vez preparadas las bicis, los dorsales, que comprobamos la ruta en el Garmin,  ya estaba todo preparado para ¡la gran aventura!
En la Barcelona-Girona 103 hay tres recorridos y desde las 7 de la mañanapuedes salir para completarlos. Al haber elegido el recorrido corto: los 103 km. que unen Barcelona con Girona, la salida era a las 9:15.
Tras el desayuno nos dirigimos hasta el punto de salida, un paseo por un carril bici al lado del río Bessós. El cielo está oscuro y la mañana es fresca, 5km separaban el hotel de la salida y, apenas habían pasado 2 km., unas frescas gotas sobre mí me producían unos ligeros escalofríos.
Miro a Clara y le digo sonriendo: “Si llueve me vuelvo al hotel”  a lo que ella me responde: “¡tú debes de ser gafe!”, nos reímos y seguimos. Al ver unas cuantas bicis de gravel, damos por sentado que van al mismo sitio que nosotras, nos quedamos detrás y les seguimos.
Así fue, allí estaba la carpa de salida.
Tras intercambiar algunas palabras con los participantes, nos ponemos en marcha, nos quedamos con un grupito donde, enseguida, empezamos una amena charla, de dónde somos, qué hacemos… bla… bla…
Un giro aquí, otro allí, entrada en un camino y el Garmin nos avisa; ¡ehh, no! ¡Por aquí no!, y en ese momento nos dimos cuenta que lo mejor era seguir juntos para evitar perderse.
Nos metemos de lleno en puro terreno gravelero, entre árboles y paralelo al Río Bessós, que asoma de vez en cuando.
Es precioso todo lo que se ve y, entre risas, esta extraña mañana, sigue avanzando.
Empieza a caer un poco de fina lluvia, el sol apenas se deja ver y eso hace que no haya un calor excesivo, la temperatura es cómoda y perfecta para una auténtica mañana de gravel.
Seguimos dirección Sant Celoni, mientras disfrutamos de un auténtico cocktail para los sentidos, tramos que parecen sacados de un cuento, el contraste de colores en las hojas que todavía se mantienen en las ramas y las ya caídas convierten la senda en un paisaje idílico que nos deja un muy buen sabor de boca.

 

El ritmo ideal para disfrutar, promete ser una gran mañana.

Cada vez nos encontramos más cómodos y dispuestos a llegar a Girona juntos.
Llegamos al avituallamiento que estaba en Sant Celoni. Firmamos y a reponer, en la terraza del bar mucho ciclista tomándose la cosas con clama, disfrutando de un buen bocadillo; nosotros comemos algo de fruta y frutos secos, un café y a seguir…

Nos vamos encontrando con más gente y algunos y algunas hasta se unen a nuestra grupeta.

Y así seguimos disfrutando mucho del paisaje y del ambiente. De nuevo, vemos agua, esta vez las vistas son del Río Mogent y después del Río Tordera, así de río en río y todo, con un gran ambiente.
Por fin llegamos a Girona, allí en la parte alta, estaba la meta. Así que tocó meterlo todo y para allí que fuimos. Nos metimos por una calle que desembocaba en unas escaleras y nos tocó cargar la bici al hombro y subir ” a pata” y  riendo por habernos equivocado en la parte final
Allí nos esperaban con una comida final.
Mientras comíamos, veíamos llegar al resto de participantes emocionados y contando las aventuras del día.

Cada día estoy mas enamorada de todo lo que rodea a esta modalidad de las dosruedas, de la que cada día aprendo algo nuevo y tantas alegrías me da.

Si todavía no has probado una bicicleta de gravel,

¿a qué esperas?

Las nuevas Shimano Indoor Cycling

La semana pasada estuve en New York en la presentación de las nuevas zapatillas de ciclo indoor de Shimano, las IC3 y las IC5

Dos modelos que no dejarán indiferente a ninguna rider

Las IC3, una zapatilla cómoda, bonita y con su cala para pedalear con una conexión total con los pedales. La suela tiene la rigidez justa para sentir bien la pedalada y sentirse bien caminando por la ciudad con ella.

pude disfrutar de largos paseos por Manhattan para comprobarlo bien, y tengo que decir que me dejó realmente sorprendida.

Ya no hay problemas de espacio, puedes ir con tu zapatilla al gimanasio, entrenar en sala y acabar con una clase de ciclo Indoor sin llevar varios pares en tu mochila.

Disponibles en tres colores, Blanco, Negro y Azul.

Cierre de Boa, un buen ajuste al pie sin presiones y una suela para echar km caminando y sobre la bici dando pedales.

Sin duda va a ser una gran compañera para los días de entreno.

Ha llegado el turno de las IC5

Gran sorpresa por su comodidad al poner el pie dentro.

De un tejido suave y adaptable para un ajuste perfecto, incluso sin calcetín te sentirás cómoda pedaleando con ellas.

Rígidas para vivir fuertes aventuras sobre tu bicicleta, con una estética elegante, suaves al tacto y un ajuste de gran precisión con el cierre Boa.

Las nuevas IC5 de Shimano son sin duda lo mejor que he probado en todos mis años como instructora de Ciclo Indoor.

Gama en tres colores, Blanco, Negro y Azul eléctrico.

En breve las tendremos en España, mientras tanto os iré contando que tal me voy sintiendo con ellas.

Estoy como loca por empezar a usarlas a diario”

@shimanoindoorcycling

#shimanoindoorcycling

The Dirty Reiver

The Dirty Reiver es una de las mejores pruebas de Gravel en el Norte de Inglaterra.

¡Pues claro que si! allí que nos proponemos ir con ellos. The Shimano Alliance.

Nerviosa llevo la espera del gran día, y por fin llegó el momento

Todo preparado y a volar…

Una vez en Newcastle me recogen Ben y Erick, para dirigirnos a Kielder

Llegamos a The Forest Kielder, a la feria del Dirty Reiver, en la carpa de Shimano nos vamos reuniendo todos los compañeros.

Estamos felices de vernos y vivir una nueva aventura juntos.

El soporte Mecanico shimano nos preparan las bicis y aprovechando las últimas horas del día nos hacen fotos y vídeos.

Disfrutando de lo bonita que es la zona, abundantes árboles gigantes y al lado una llanura interminable… precioso para disfrutar con nuestras bicis de Gravel.

Foto aquí, foto allá… y risas mientras disfrutamos de un atardecer espectacular en ese paraje…

Llegamos a los apartamentos que están en un lugar único.. al lado de un río lago son unas casas de madera con bonitas vistas Una vez acomodados Kelly y yo nos ponemos a preparar la cena, mientras Robb nos hace compañía.

Cenamos los tres tranquilos y nos vamos al otro apartamento donde están viendo las fotos y planeando el día de mañana..

Pronto a descansar que el despertador suena a las 5:30. Preparo la ropa y comida de mañana para la carrera, último vistazo a mi Zideco, presión de los neumáticos, le paso un trapito para quitarle el polvo de la salida de la tarde y nerviosa perdida me meto en la cama, con la sensación de que no voy a pegar ojo, vuelta aquí, vuelta allí, acabo durmiéndome..

Suena el despertador

Abro los ojos y tengo la misma sensación con la que me dormí, y el cuerpo como si no hubiese descansado.

Los nervios no son buenos. Se esperaba un frío día y en cuanto salí de la habitación y vi el amanecer no dudé en salir a la terraza ¡Dios! ¡Qué frío! (Alguna palabrota también dije) hice una foto y me metí como un rayo..

preparo el desayuno, Robb ya estaba cargando energía, y súper parlanchín, Kelly todavía no se había levantado, me siento a desayunar, mientras intento tranquilizarme y pienso en que va a ir todo genial..

Aparece Bruno para hacernos unos vídeos, entre risas se quitan los nervios..

Terminamos de prepararnos, cargamos bicicletas y a buscar la salida del gran día.

Llegamos allí, y ¡Dios!! ¡Que frío! Casi más que antes y habían pasado casi dos horas… “Esto no es lo mío” pienso..

vamos a la salida y allí se palpan los nervios de los participantes

No veo a Kelly, así que intento meterme en un hueco para salir rápido y buscarla para ir con ella..

3..2..1.. Dan la salida y allá vamos…

Empiezo a pedalear helada, los pies no reaccionan, lo bueno, que la gente va a ritmo tranquilo, voy intentando entrar en calor mientras disfruto del ambiente, oyendo a los participantes dar ánimos cuando adelantan o se les adelanta..

el ambiente es muy diferente a otras carreras de otras disciplinas.

Sigo avanzando y en eso que llegan Ben y Erick

Les pregunto por Kelly, ellos no la han visto, me pongo detrás de ellos hasta que viene un poco de subida que no puedo seguirles.

Desde el km 2 veo a gente parada reparando pinchazos, y es algo que sigo viendo a lo largo del recorrido, me resulta curioso, la verdad que hay bastantes tramos con piedras de esas de punta que hacen pinchar fácilmente, en ese momento miro mis ruedas y me alegro de haber hecho caso a mi Mecanico y haber puesto el mousse a parte de tubelizar las ruedas.

Sigo pensando en encontrar a Kelly no hay cobertura con lo que no puedo llamar ni escribir, mientras intento disfrutar sin agobiarme y disfrutar con las vistas y voy moviendo dedos para ver si consigo sentirlos, así van pasando los km, la gente se para para comer y hacerse fotos, pasan los km y las horas y cada vez es más normal, así que hago lo mismo, veo un una zona donde da un poco el sol y me paro a comer una barrita y beber tranquilamente. Me quito el chaleco que llevaba debajo de la chaqueta, al sol se estaba mucho mejor.

Me pongo en marcha y parece que las mansos empiezan a reaccionar. Aunque el sol dura poco en Inglaterra, sale unos min y vuelve a esconderse, entre eso y los tramos de árboles infinitos pues la sobra es lo que más abunda..

me encantaba ver como al verme sola los participantes me dan conversación, que yo no puedo seguirles, mi inglés es.. es.. bueno, dejémoslo ahí, hi girl! your Cinelli is well beautiful.

Wow your Bike It’s very fast. (En las bajadas) y yo contestaba con una gran sonrisa ¡Ohh yes! Aquí lo de bajar rápido no es lo normal y yo que con el frío solo quería que hubiese un poco de subida.

En una bajada donde al final había un giro las piedras esas tan guays me hacen perder el control y casi acabo en el suelo, casi que no se todavía como lo salvé, pero es que la Cinelli es muy manejable y un movimiento aquí y otro allí la bici recta y un ufff.. ¡Dios! Oigo unos gritos de los chicos que estaban marcando el giro, una vez salvado me hicieron sonreír… digo gritos porque no entendí nada de lo que dijeron..

tienes que bajar más despacio Lorena, “me dije” así que bajé el ritmo y tranquila hasta el avituallamiento km 43. Carpa de Shimano reparando bicis, música, comida a lo grande y todos con una gran sonrisa, allí me encuero a Bruno y a Robb les pregunto por Kelly y me dicen que no ha llegado aún.

Así que allí me espero a que llegue, cuando llega le cuento que creía que estaba delante, y que me alegraba verla. Tras un rato allí nos disponemos a seguir.

Me quedé un poco helada y eso me hizo volver a no sentir manos ni pies y por tramos la cabeza se quedaba como helada y me daba dolor. Me entra un poco de bajón, pero intento animarme viendo donde estoy y la suerte de poder disfrutarlo.

Eso no lo había experimentado nunca, y el tener los pies así de helados toooodo el rato tampoco.

Me resultaba bastante incómodo, me había puesto el chaleco por fuera y del resto del cuerpo estaba bien.

Se empezó a girar aire y habían tramos que parecía no avanzar, aún así era todo muy nuevo y bonito así que con la sonrisa debajo de la braga disfrutando juntas.

Vemos una zona muy chula para foro y paramos a comer algo y a fotografiar a nuestras bicis.

Estando allí llegan Bruno y Robb, Bruno venía a hacernos fotos así que el se adelantaba con el coche y nos esperaba para capturarnos.

Me sentía bien viviendo la fría aventura, al fin llega una zona conocida, el día de Antea habíamos estado por allí haciendo fotos, una larga bajada que empiezo a notar rara la rueda delantera, había pinchado, suerte que llevaba el mousse y tubeless así que esperé a llegar abajo para comprobar…

la cubierta estaba bien así que sólo tuve que hinchar.

Al conocer el camino era todo diferente, la meta estaba cerca…

Un abrazo, recogemos la insignia de Finisher

Y a comer, cerveza isotonica que no tiene alcohol pero sabe a birra de la buena. Y nada de pasta, me encantó

Alp ratito llega Robb y ya nos quedamos allí disfrutando de la comida y de risas

Es la primera ruta larga que hago con mi Cinelli Zideco y tengo que decir que he llegado más enamorada aún de ella, manejable, ligera, responde muy bien ante cualquier terreno, el grupo Ultegra GX es rápido y suave, apenas notas que estás cambiando, mi elección es doble plato, para poder disfrutar de los llanos y de las subidas más exigentes, el manillar de Pro con los cuernos ligeramente abiertos para un mejor agarre y manejo es ideal para el Gravel, el apoyo es plano con lo que resulta muy cómodo cuando alargas el tiempo en la ruta. Hasta ahora había probado manillar normal y me encanta el cambio.

El Sillín también me resulta muy cómodo y eso que soy bastante delicada con los sillines es el Pro Griffont women, en definitiva estoy segura que viviré grandes y bonitas aventuras con mi pequeña Zideco.

De la carrera destacaría el bonito recorrido, para mi que soy de costa y clima cálido, pues eso, unos 15grados más cómo mínimo, habrían estado muy bien..

La comida post carrera a elegir, opción vegan y postre vegan también, la cerveza isotonica recuperadora con vitaminas y todo lo que aporta una bebida deportiva que además estaba buenísima..

Sin duda, para vivirla aunque sea una vez en la vida.

Esperamos a que llegasen los chicos que estaban en la distancia larga y cuando llegan tras la celebración y el brindis de rigor… salimos de nuevo a hacernos unas fotitos y a descansar…

Experiencia para guardar en la cajita de recuerdos.. esa cajita que de vez en cuando se abre para disfrutar de esa vivencia vivida

North London, gris, pero con un color especial.. entre ese gris del cielo, esos cambios de colores en la tierra, praderas enormes llenas de ovejas pastando, crías que no se separaban de sus madres daban una imagen preciosa que sacaba una sonrisa de ternura y así de la nada habían árboles gigantes bien cuadrados y posicionados que eran un cocktail perfecto para lo sentidos. Cuando el sol asomaba los verdes se intensificaban y ese cocktail se volvía cálido.

Trotamons Bike Race

Dicho y hecho… Una llamada y de nuevo, Reto A La Vista.

Nos vamos a la Trotamons Bike Race

Se lo comento a Marta, podría ser un buen reto para ella ya que se está iniciando en la Mtb y no dudó en cambiar sus planes para apuntarse a ello, de rebote se unen Susana e Iván.

A una semana de la carrera, con un pronóstico de lluvia en casi toda España y bajada considerable de temperaturas que nos llevó de cabeza toda la semana mirando el tiempo cada día, pese a eso teníamos claro que iríamos, pero queríamos sol.

Eran más de las 12 de la noche cuando llegábamos al hotel, en el camino pillamos lluvia, nieve y viento; descargamos todo y a descansar para mañana. Suerte que la carrera empezaba en horario de “Pro”

El día

Desayunar, ir a por los dorsales y de vuelta al hotel a preparar todo para la salida.

Llegamos, fotos, risas y al cajón

Quedan apenas 1′ para que den el pistoletazo de salida, un selfie, les doy un beso y les digo; Ale a disfrutar!!

Como suele pasar, pulsaciones a mil tras el pistoletazo de salida.

Empiezo a pedalear lo más rápido que puedo, intentando no quedarme atrás, salir delante es lo que tiene, los máquinas se alejan y yo intentando mantener el ritmo, cuando puedo miro atrás para comprobar que están las chicas y no las veo, mierda… ¿Donde están? Me pregunto, bajo el ritmo mientras sigo mirando atrás, un corredor me dice, están bastante atrás tus compis!! Bien, sigo bajando el ritmo y buscándolas, no deberían de tardar ya…

Aparece Marta y cuando se pone detrás mía le pregunto por Susana, me dice que está atrás, le digo que no bajemos más el ritmo que es peligroso y ya en la subida la esperamos.

Seguimos adelante, intentando mantener un ritmo cómodo para Marta, llega el camino y sabemos que en nada la subida, así que allá vamos, ella se agobia con la gente y yo voy por delante, cuando no la veo bajo el ritmo, hasta que vuelvo a verla

Seguimos hasta que llega la subida, allá el ritmo cambia, vamos tranquilas y se va notando la pendiente, los maquinas que suben quitando las pegatinas y los no tan maquinas a los que adelantas en la subida.. una, otra, y por fin se ve la primera bajada.

Aquí me paro a esperarlas, llega Marta y esperamos a Susana, vemos pasar a la gente, animando a las chicas que pasan, mientras bebemos tranquilas hasta que llega Susana, ¡¡vamos!! Les digo! Susana nos grita: ¡¡Qué no me esperéis!!

Bajada, un poco de llano, Marta va detrás quedándose pero sigue de cerca, ¡vamos!, le digo. Cuando nos damos cuenta volvemos a perder a Susana, volvemos a parar hasta que la vemos, y continuamos, viene una subida, bajada, subida, y vemos el primer avituallamiento, era solo de liquido y no paramos.

Bajada molona y seguimos avanzando, una senda corta pero muy bonita, una bajada con un poco de dificultad, un paso molón y cuando me doy cuenta veo que Marta no llega… me paro, la espero, y cuando aparece me dice. Rubí mira el manillar se ha girado, en eso que estamos pasando por un punto donde habían voluntarios, y para para que se lo miren… nos pasa Susana y le digo que siga que está todo ok, y que la enganchamos enseguida; eso hacemos, nos ponemos en marcha con risas por lo del manillar, otra subida y pillamos a Susana, bajada, llano y seguimos hasta el avituallamiento a esperar a Susana mientras comemos y reponemos; cuando la vemos llegar le sonreímos, con lo que ella nos sonríe y seguido nos pega la “bronca” Que os he dicho que no me esperéis, que me agobio, y quiero ir tranquila.

Nos quedamos un rato con ella, empezando a quedarnos frías y ya le decimos que lo que sea nos llame que estamos pendientes del móvil.

Salimos Marta y yo y cogemos un largo llano, con bastante viento de cara.. voy delante y cuando necesito aire me dejo caer, ella se pone delante y luego voy yo.. mientras vamos adelantando a gente, empieza el aire a agobiar un poco, parece que no se avanza, a lo lejos veo un grupo de azul, le digo, Marta vamos a ver si les pillamos que necesitamos protegernos un poco del aire este, el terreno muy bueno, algún repecho pero fácil, pero el aire lo hacia duro y con muchos km por delante.

Pasan los km y somos incapaces de cogerles aunque vamos adelantando a gente, en eso que me giro y veo un grupo grande de rojo detrás, bajo el ritmo y hasta que les veo acercarse, en eso le digo a Marta, vamos a meternos aquí, me pongo al lado de uno de ellos y le digo, ¿Os importa si nos quedamos aquí un poco? En lo que dice, aquí estaréis bien, y empezamos a charlar.

Cuando nos damos cuenta vemos que el ritmo que llevan es cómodo para nosotras, así que ahí nos quedamos, protegiéndonos del aire, hay una chica en el grupo, Amanda, cuando puedo me pongo a su lado y hablo con ella…

vamos sumamos km, siguiente avituallamiento paramos, comemos, reponemos y entre risas seguimos con ellos, ya parecemos parte del grupo, ya quedan 25km y en eso que vemos que paran dos, nos dicen tirar que ahora os cogemos, eso hacemos, sin prisa, vamos solas a la espera de que lleguen, pasan los min y vemos que no llegan. Seguimos tranquilas, disfrutando del paisaje y de lo bonita que es la marcha, una marcha ideal para iniciarse en larga distancia de btt.

En cada cruce varios voluntarios, que nos animan y aplauden, una alegría que te da escuchar esos ánimos y ver a personas preocupadas por el bienestar de los participantes, último avituallamiento, nos miramos Marta y yo y pasamos de largo, ya tenemos ganas de llegar, vamos a buen ritmo ya, nos acercamos a una zona con agua en la que los voluntarios nos gritan

Por el centro rápido y pedaleando.. eso hacemos, nos reímos de la mojada que nos metemos, en eso una subida y zas me da un rampazo en el pie y me entra un dolor horroroso en un dedo del pie que no me deja pedalear.

Casi salto de la bici y me quito la zapatilla, Marta me pregunta que me pasa, le digo que no se que tipo de dolor es pero no me deja mover el pie..

me hago un masaje con dolor, veo que no calma y decido subirme a la bici, nos quedan 10km al lado Del Río con con terreno de piedras y no voy a dejar que nada impida que crucemos la meta, apenas puedo hacer fuerza con el pie con lo que pedaleo con una pierna y voy moviendo los dedos, bajamos el ritmo ya que no se pasa el dolor y el terreno tampoco deja hacer mucho, bonito, mucho, pero incómodo y son muchos km así, en eso que nos gritan venga que quedan 4

4? Pero no eran 105km le digo a Marta, llevamos 103 quedan 2 Jajajaja

Pues no! Quedaban 4, parecía interminable el tramo, salimos de el y ya vemos el arco de Meta… lo cruzamos seguimos y vemos a Iván..

Paramos nos abrazamos, y mientras esperemos a que llegue Susana nos contamos como ha ido todo, yo me tomo mi recuperador que lo llevaba conmigo, entre eso y el parar me deja de doler bastante el pie.

En eso que vemos a nuestros amigos de rojo y a Susana con ellos entrando en meta, os la hemos traído nos dicen..

ya estamos todos…

Foto de recuerdo y a Zampar.

Veo un mensaje de Mireia, allí que estaba esperando a que llegásemos

Alegría mil verla.. y sorpresa enorme

Y así con este buen sabor de boca cerramos esta gran marcha rodeadas de felicidad y un fruta que hacía tiempo no comía tan buena

Como marcha me ha parecido un buen reto para cualquiera que le guste sumar km, ideal para iniciarse en la larga distancia… nada técnica, muy rodadora y con el punto extra del Cierzo como por allí decían.. que jode lo suficiente como para que sea un buen desafío, con esas pequeñas subidas que dejaban las piernas tocadas y luego había que seguir mediando con el señor Cierzo… Totalmente recomendable.

Como siempre mis agradecimientos especiales.

    ❤️A Mireia por esa espera en meta a que llegásemos, me encantó verte.
    💧A Recuperat-ion
    🌯A Bye! Nutrition
  • 🍏Gracias infinitas a la organización por esa acogida y voluntarios por hacer las cosas tan fáciles y estar tan pendientes de todo.
    🏅A Cool Hearlt Club, por conseguir que lleve una buena planificación. Qué y cuándo comer, para que mi cuerpo y estómago estén perfectos durante la carrera y Fisio por dejarme lista para cada reto.
    🏅A José Acosta, por esa planificación que aunque no cumplo a la perfección me hacen sentir segura ante cualquier reto.
    🌸 a Marta, Susana e Iván por acompañarme a una locura más.

❤️🚴‍♀️Soy Mujer Ciclista🚴‍♀️❤️