Rotor Sierra Norte

Lluviosa y fría Rotor Sierra Norte

Así es, en 2017 La Rotor, fue muy muy calurosa 11 de Junio con un pronóstico de 42 grados y 166km por delante, nos decantamos por el recorrido largo.

Este año el pronóstico era de lluvia, me acoplé con Rosa que estaba inscrita al recorrido corto 101km 2100+

7:15 de la mañana Rosa viene a buscarme a casa, cargamos bici y nos vamos para Boadilla que habíamos quedado con Javi que también iba a hacer la marcha.

Llegamos a Buitrago de Lozoya y tras dos carreras para coger mi dorsal, vamos volando a por el de Rosa, que lo tiene un amigo suyo,de camino veo los vestuarios del polideportivo y digo, voy al baño, los nervios de la carrera, llegando donde ellos habían quedado, Rosa ya está recogiendo el dorsal así que vamos a por las bicis volando;

Nos preparamos, cogemos todo, barritas, geles, manguitos y chaleco y a correr para la salida que vamos con el tiempo justo.

Una vez allí ya relajados vamos viendo a amigas y amigos que también van a participar en el recorrido

¡Vamos que nos vamos!

Hora de salir, todo empieza con una moqueta que se hace incómoda sobre todo en la bajada, giro a derecha y salimos a la carretera, enseguida giramos a la izquierda y ya comienza el bonito recorrido que nos tienen preparado, un poco frios nos habíamos quedado en la espera pero enseguida entramos en calor, con frescura pero sin apretar vamos avanzando en estos primeros km, Javi es el encargado de ir marcándonos que es lo que viene, mientras avanzamos vamos adelantando a ciclistas que se lo están tomando con más calma, y así van pasando los primeros km, un frenazo multitudinario hace que nos apelotonemos, cruzamos una pequeña rotonda y empieza a cambiar el marco, más arbolado y cerrado, una primera subida con un pantano a la vista hacen que la subida sea menos intensa, pero aquí se nota que yo todavía no he calentado bien, Rosa toma la delantera, Javi va detrás y yo me quedo a unos metros, les digo que si quieren que tiren que no me esperen y Rosa dice que no, que al tran.. tran..

vamos avanzando y llegamos a la cima de Collado de la Fraguela, las nubes no dejan que el sol asome, y el día si se mantiene así es genial. Viene la bajada, a Rosa no le gusta bajar rápido así que vamos disfrutando del paisaje sin arriesgar y juntos, enseguida se acaba y comienza a “picar”, vamos avanzando contentos hasta el avituallamiento km 36, yo necesitaba reponer agua, me voy comiendo una barrita y cojo un plátano, Rosa y Javi también comen, reponen agua, les doy una pastilla de SUB9 de 226ers, me dicen que que es lo que les estoy dando y bromeamos sobre ello.

toca seguir, enseguida llega el puerto, así que sube piñón y todo para arriba a disfrutar del precioso puerto y preciosas vistas, 10km de puerto donde las gotas de lluvia nos hacen tener sensación de frío y calor del esfuerzo de la subida, un poco destemplada me quedo, mientras avanzamos con Rosa tomando la delantera Javi nos va gastando bromas, sobre la pastilla que les había dado, vamos avanzando pero cuanto más arriba estamos mas nos destemplamos..

La bajada, la recordaba muy jodida por el mal estado del asfalto y les iba comentando las sensaciones que tuve en aquel momento, cuando llegamos arriba ya coronado el puerto de Puebla de la Sierra veo el color del asfalto muy oscuro, ostras lo han arreglado, digo emocionada!!

No era el mejor asfalto del mundo, de hecho tenía mucha grava suelta y había que bajar con cuidado pero por lo menos no habían socavones..

Javi anuncia, cuidado que esto es peligroso y huele a pinchazo.. con calma bajamos y diciendo que bonito el recorrido y que gris está el cielo, la que nos va a caer…

Un poco de subida y continua la bajada, una vez abajo el terreno vuelve a picar así que seguimos hasta el Cardoso, lloviendo y helados de frío a Javi le entran calambres y tiene que parar…

nosotras seguimos y cuando vemos un hueco nos paramos a esperarle, continuamos pero ni los ánimos ni las ganas están igual, helados de frío, manos, pies y hasta la boca se quedó helada, fui a hablar y no me entendían, Javi bromeaba con ¿y si acortamos? Yo le decía pero ¿se puede? ¿Sabes el camino?

Seguimos avanzando y llega la bajada de nuevo, bufff… no se que preferimos, ya llega el último puerto nos dice, en ese momento nos adelantan los primeros de la marcha larga, en manga corta y sin chaleco, bromeamos “con lo finitos que están o están apretando mucho para no pasar frío o deben de estar congelados”

Comienza la última subida La Hiruela, luego ya es llano nos dice Javi…

cómo podemos achuchamos intentando entrar en calor, empezamos a subir, y Javi vuelve a quedarse acalambrado, hacemos lo mismo seguimos hasta un sitio seguro para pararnos, le esperamos y cuando llega le doy un sobre de sodio y electrolitos para poner en el agua, y le digo que intente tomárselo rápido algo le hará…

Una vez arriba ya sonreímos y decimos venga el llano… bueno, bajada con frío otra vez y un llano que no deja de picar y bromeamos con, pero ¿¿¿no era llano???

Va que así entramos en calor nos decimos.

Se hizo un poco pesada pero por la lluvia y el frío que pasamos, tiritando encima de la bici y por momento las manos que no reaccionaban, llegamos secos a meta y solo deseábamos coger la caldereta que nos tenían preparada y calentarnos las manos con el plato…

Gracias Rosa y Javi por acompañarme toda la ruta, sin vosotros me habría quedado en el primer bar cuando empezó a llover 😝

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Anuncios

Ana, Nutricionista y Mujer Ciclista…

Ana, deportista por afición y nutricionista por profesión.

Es así como mis dos pasiones, hacen que la nutrición en el deporte sea mi trabajo favorito.  

Desde muy pequeña mis padres me han inculcado el deporte, con 5 años comencé con gimnasia deportiva y desde ese momento he practicado natación, atletismo, tenis y ahora hace unos 3 o 4 años mountain bike.

¿Y la vocación sobre la Nutrición?

Al mismo tiempo, recuerdo que desde mi adolescencia, me gustaba investigar sobre alimentos sanos y sobre aquellos que me ayudaban a rendir mejor en mis entrenamientos.

¿En que momento decides ser Nutricionista deportiva?

Cuando tenía que decidirme sobre qué estudiar pensé en hacer algo relacionado al deporte, pero terminé decidiéndome por la nutrición, y luego con la nutrición deportiva encontré el trabajo perfecto para mí.

Poco a poco me fui especializando y hace unos 3 años decidí venirme a España para perfeccionarme en esta área. Hice un máster en entrenamiento y nutrición deportiva y actualmente trabajo en una clínica donde acompañamos a distintos deportistas, tanto amateur como élites, a alcanzar sus retos. Algunos de ellos vienen buscando bajar de peso, mejorar su alimentación y terminan enganchándose con alguna competición de running, Spartan Race o duatlónes y eso a nosotros nos encanta. Motivarlos a través del deporte es la mejor manera de que los buenos hábitos saludables puedan mantenerse en el tiempo.

Además, estoy trabajando con la Real Federación Española de Tenis de Mesa. Una o dos veces por semana voy al Centro de Alto Rendimiento de Madrid a ver a los jugadores y con los que se encuentra viviendo en otros países hacemos consultas on line. El nivel del tenis de mesa en España está creciendo mucho y en mi área todavía hay mucho trabajo por hacer y eso es una de las cosas que más me motiva en el día a día.

¿Que es lo que más te gusta del ciclismo?

La MTB, comencé tras una lesión de rodilla (rotura de menisco) jugando al tenis, me dijeron que si comenzaba a pedalear ayudaría a fortalecer mis cuádriceps y desde ahí ya no he parado.

¿Que destacarías de este deporte?

Lo que más me gusta de este deporte es que te permite conocer muchos lugares y hacer buenos amigos, me encanta la practica deportiva al aire libre y disfruto mucho de los fines de semana donde hacemos salidas más largas o tenemos alguna competición. En algún momento me gustaría probar con el ciclismo de carretera.

¿Por qué practicas ciclismo?

Practico mountain bike porque me ayuda mucho a desconectar, en esas 2 o 3 horas con mi bici me olvido de todos los problemas, quito los datos y en lo posible intento llevar el móvil en silencio. Es lo que me ayuda a lidiar con en el estrés, los problemas de la vida cotidiana, a dormir y descansar mejor por las noches. Además desde que me he subido a una bici nunca he bajado.

Las mujeres tenemos unas necesidades NUTRICIONALES diferentes por nuestros ciclos ¿Que consejos nos darías para poder afrontar bien entrenos intensos?

Así es, mujeres y hombres debemos alimentarnos diferente para cubrir nuestros requerimientos. El consejo que me parece más importante darles a las mujeres es que pidan ayuda profesional cada vez que quieran realizar una dieta o un plan nutricional para bajar de peso. El déficit calórico y/o de nutrientes puede traernos consecuencias graves, no solo a nuestro rendimiento deportivo sino a nuestra salud reproductiva y ósea. Por ejemplo, lo que se conoce como la “tríada de la mujer atleta” donde la disponibilidad energética, la función menstrual y la densidad mineral ósea se ven comprometidas pudiendo llegar a manifestar consecuencias como trastornos de la conducta alimentaria, ausencia de la menstruación y osteoporosis.

Somos muchas las que nos lanzamos a grandes retos y con ello a largos entrenos

Nos das algún consejo de lo que sería un buen desayuno para afrontarlo bien?

Siempre recomiendo que el día de la prueba o competición no se pruebe hacer nada nuevo, todos los cambios que necesitemos hacer debemos probarlos previamente en un entrenamiento de similares características a la prueba. Evitar en la comida previa a la competición alimentos cítricos, lácteos y aquellos ricos en fibras es un buen consejo tanto para amateurs como deportistas élites, ya que pueden provocarnos malestar gastrointestinal. Luego que la comida previa sea rica hidratos de carbono y un buen café para darnos energía y activar nuestro sistema nervioso central.

Prepara y planifica los días previos todo lo que llevaras para hidratarte y comer durante la prueba. No esperes a tener sed para beber ni esperes a tener hambre para alimentarte. Nos llevará muchas horas recuperarnos de una “pájara”.

¿Que es para tu ser mujer Ciclista?

Para mi ser mujer ciclista es la sensación de tener más libertad, o como me dijo mi hermano hace un tiempo “la bici te dio alas”. Es una forma de afrontar miedos a diario, con cada entrenamiento siempre hay algún obstáculo que vencer y lo bien que se siente luego de afrontarlos. Es una forma de vivir distinta, disfrutar despertarme los domingos a las 6 am para viajar a alguna competición o para salir con amigos a hacer alguna ruta.  Es haber aprendido a llevar con orgullo las marcas del sol en la cara, los brazos y las piernas durante el verano, aunque sepamos que no es muy estético pero aún así lo aceptamos. Es convivir a diario con la pelea interna entre comprarme unos tacones o un nuevo culotte de temporada o una cartera o el GPS. Ser mujer ciclista es en muchas ocasiones ser distinta y creo que eso, nos hace especiales.

“La bici te da alas”

Así es Ana, una mujer apasionada de su trabajo y como no, de las dos ruedas

Podréis encontrarla en:

http://tugestordesalud.com/

❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Mussara 2018 “La Marea Rosa”

El año pasado me quedé con muchas ganas de vivir la marcha Cicloturista Polar Gran Fondo “La Mussara” cierto es que había pensado en la distancia media, la de 133km, pero ya no quedaban dorsales para ninguna de ellas, así que con la idea me quedé en la cabeza. Este año, cuando salieron los dorsales mi trabajo me impedía hacer muchos planes con lo que descarté muchos retos de los que llevaba un año soñando.

Por circunstancias de la vida, en mis piernas había muy poco entreno, apenas nada de bici desde finales de año y llegando el comienzo de la temporada los ánimos no estaban nada bien, desanimada por no saber si podría ser capaz de cumplir objetivos, al final ronda por la cabeza hacer lo que se pueda y disfrutar… sobre todo eso… ¡¡Disfrutar!!

“El concurso”

Participé en un concurso de Exxit, regalaban una plaza para “PGFM” y zas… plaza para mi, gracias Exxit por la oportunidad. Enseguida mi pequeña Sandra me escribió y me dijo: Princess ¿vamos a La Mussara pues? Siiiii!, le contesté; y al momento ya se había inscrito para acompañarme en nuestra nueva aventura.

Acto seguido, Jose Antonio, me escribía: Rubia! entonces, ¿vas a La Mussara? Pues me inscribo con Maribel y así pasamos finde juntos, Jovi y Sara también se unieron al finde, así que allá nos ponemos a buscar apartamento para los 7 y a preparar un finde de amigos y pedales.

Según se fue acercando la fecha, parecía que el tiempo invernal no daba tregua y la primavera no estaba siendo menos, lluvia un día y al día siguiente calor, un tiempo de locos… y llegaban los findes y más lluvia y algo de frío en madrid, con lo que seguía haciéndose duro y complicado entrenar. Todo ello unido a los bajos ánimos por circunstancias varias y la ansiedad.. pues imaginad; aún así, un finde rodeada de amigos y bici sabía que sería bueno.

“puedo decir que gracias a “La Bici” estoy mucho mejor y mucho más animada”

Acabamos todos apuntándonos al recorrido medio 133 con 2450D+, pero en el momento del viaje, de camino a Reus Sandra propone… ¿y si nos cambiamos a la de 184? Ernest y yo, la miramos y le contestamos: puessss… hombre, sería un buen entreno ¿no? Total son 50km más…

Nos levantamos el Sábado con ganas de rodar y tras el desayuno de campeones cogemos las bicis y nos vamos para la feria.

Ambientazo del bueno, ya se palpa la ilusión y los nervios de lo que nos espera al día siguiente, una vuelta por ella y en el Stand de Polar nos apuntamos a una salida que hacían para preparar las piernas para la marcha…

Tres, dos, uno… 40km suaves de risas nos esperan, que terminaron con sorteo de maillots y muchas fotos.

Entramos en la feria a recoger dorsales y hacer el cambio de recorrido, participando en los sorteos varios de cada stand, SRAM,ZIPP, SKODA, SMP, SANTINI… yo sigo cruzando los dedos 🤞🏽

Ya con el dorsal en Mano y Maillot listo para las fotos, me plateo cambiar el sillín, pues llevaba un tiempo que no me sentía nada cómoda con el. Algo raro ya que era un sillín con el que me había sentido perfectamente bien hasta hace poco, y tras probar un par de modelos que no terminaban de convencerme decido ir a la marcha con mi sillín de siempre. En la feria estaban SMP, ya hacía tiempo que les había echado el ojo por su peculiar diseño, y sin más pregunté y les conté mis molestias. Automáticamente me sacaron un sillín de tester y me preguntaron si quería probarlo. Supongo que mi cara debió de ser algo así ¿y lo pruebo en una marcha de 184km?

Su contestación fue, peor de como vas no vas a estar, ¡vamos! te lo aseguro, pero prueba esta tarde y si ves que no te convence vienes y te lo cambio.. bueno pues eso hice, llevármelo.

Una vez disfrutado de la feria nos vamos para casa ya tarde a comer y disfrutar de una tarde en Reus con mucho ambiente. Pronto nos fuimos a casa a cenar y preparar bicis con los dorsales y dejar todo lo más listo posible, ya que Sandra, Ernest y yo, salíamos una hora y media antes de casa que el resto…

“El momento”

Nervios pero intentando ir a dormir lo antes posible. Sonaba el despertador a las 5:40.. ohhh parecía que no había dormido nada, me sentía como si m hubiese pasado toda la noche de copas;

Buen desayuno, a ponerse guapa y asegurarse de que llevaba todo, a pesar de que en las marchas los avituallamientos suelen estar genial y tienen mucha comida y bebida, tenía claro que prefiería llevar mi comida y mis propios geles para todo el recorrido. Mi intolerancia a la lactosa me impide comer muchas cosas de las que hay, además que en recorridos tan largos no pruebo nada que no esté habituada a tomar, así que, es importante asegurarme de que todo, todo, está en orden;

Cogemos bicis, y con manguitos y chaleco puesto, al lío, nos dirigimos hacía la salida… era pronto así que estamos de los primeros de nuestro cajón, que es el último, 30 minutos de espera y unas finas gotas de agua sobre nosotros nos daban la bienvenida, ufff pinta mal la cosa, Sandra y yo nos mirábamos de reojo pero no decíamos nada, íbamos con muchas ganas y animados, creyendo que nos haría bueno “cree para crear” dicen ¿no? Llegó la hora y zassss!!

Pistoletazo de salida!!

Empieza la función, comenzamos a rodar por las calles de Reus, poco a poco nos alejamos del casco urbano y entonces aparecen la prisas, parece que aprietan y ahí que vamos apretando, me encuentro bien y eso me hace sonreír, al poco nos adelanta una chica que me es familiar;

Mirad, Belén!!! Digo gritando a Sandra y Ernest, es Belén!! Y ella se gira y baja un poco el ritmo para saludarnos, yo me pongo a su lado y empezamos a hablar como cotorras, Ernest me hace el gesto de que tire con ella que ya vienen ellos detrás, y eso hago mientras nos vamos poniendo al día sin echar la mirada atrás, voy avanzando con ella y su grupo, cuando empieza a “picar” me cuesta mantenerles el ritmo, un repecho, me quedo atrás, y enseguida les pillo, achuchón fino, otro repecho y lo mismo. En ese momento me giro a buscar a Sandra y Ernest, veo que no están cerca, entonces miro la media de velocidad y digo, woowww pues si que hemos apretado si, me voy dejando caer yendo más despacio para que me enganchen y van pasando los min y la gente adelantándome y no vienen, empiezo a pensar que algo ha pasado, así que me paro a un lado y miro el móvil a ver si tenía alguna llamada, bueno veo que no, pero aún así me espero un poco, los minutos se me hacen eternos con la incertidumbre, al final decido subirme a la bici y marchar despacio, por fin!! Aparecen, ya empezando el primer puerto, La Mussara… precioso por cierto, ahí vamos los tres a ritmo cómodo subiendo, vamos coincidiendo con mujeres a las cuales me acerco a saludar y charlar, de Bilbao, Madrid, Valencia, Alicante, Murcia.. de todas partes habían mujeres valientes que ahí estaban desafiando a los km, a la lluvia y la pendiente.

Cuando queremos damos cuenta ya estamos arriba, empezamos la bajada y Sandra dice que tiremos y la esperemos abajo, sabemos que hay un avituallamiento y quedamos en vernos allí, Sandra calló en una bajada en la anterior marcha y ahora va con mucho respeto, cierto es además que las cuatro gotas habían dejado el suelo un poco húmedo aunque esta primera bajada se veía bastante seco, no se sentía el asfalto igual.

Llega Capafonts km 44 donde está el avituallamiento con comida y mientras Ernest se pone las botas de bollos y todo lo que pilla yo disfruto de un poco de sandía y naranja mientras me como una de mis barritas y esperamos a Sandra, cuando llega, ella también saca una de sus barritas y coge algo de fruta, vamos al baño, reponemos agua y en marcha…

Cuando salimos noto que no encaja la cala… empezaba algo de subida y yo sin poder calar el pie derecho, me paro miro y veo que tenía toda la cala llena de barro, me pongo entre las hierbas del lado de la carretera intentando limpiarlas, lo único que consigo es arrancar el grip, ¡Mierda! con los dedos limpio un poco la cala y luego me limpio entre las hierbas, me subo a la bici, me toca darme un calentón para cogerles..

Seguimos avanzando de vez en cuando unas finas gotas de agua nos refrescan y nos avisan de que o apretamos o tenemos todas las papeletas para mojarnos bien mojados; esas finas gotas que dejan el asfalto mojado y claro… ya hacen que en bajadas y curvas haya que andar con mucho más cuidado y despacio, llega el siguiente avituallamiento en el km 70 más menos, esperamos a Sandra mientras saludamos a un amigo que estaba trabajando allí, unas risas y un os vais a mojar ehhh!! Me hacen de repente tener prisa por llegar a la meta, en eso llega Sandra y le pregunto, ¿tienes que parar? ¿Necesitas algo? Ella dice no, le digo pues tira que ahora te cogemos…

Nos ponemos en marcha y aunque con cuidado por la humedad en el asfalto adelanto a Sandra que baja con mucha cautela.

Ernest se queda con ella para preguntarle cómo iba y ella le dice que bien, que con fuerzas pero que tiremos nosotros que no quiere que vayamos esperándola, así vamos a nuestro ritmo y ella irá más tranquila, para Sandra era su primera Gran Fondo, lo máximo que había hecho eran 133km y quería tomárselo con calma…

Llega Ernest me cuenta la decisión de Sandra y le digo, ¿seguro? El me dice que si, pienso y me pongo en su lugar, yo habría hecho lo mismo, es una marcha con mucha gente y siempre va a encontrar a ciclistas con los que ir, mejor tomarlo con calma que ir fuera del ritmo planificado, así que con más de 100km por delante y un pronóstico de lluvia claro intentamos sumar km lo más rápido posible sin arriesgar.

Hay unos 50km que son como toboganes un rompepiernas en toda regla..

Así sin mas nos encontramos con una tachuela Ostras!!! Y gente andando ahhh Mama Por.. por dios que es esto, 14%, 16%, 15% oigo a Ernest poner pie en el suelo, me pongo de pie intentando mantenerme, sigo viendo ese porcentaje mantenido y cuando llega el momento del 18% me encuentro entre la moto, el fotógrafo, y un ciclista que se echa casi encima, me aparto lo máximo que puedo de el y casi a 1m del fotógrafo pongo pie en el suelo… me entra la risa y el fotógrafo simpático me hecha la foto y le digo pero hombre bajada de la bici no!!! Nos reímos los dos y al igual que muchos empiezo a subir andando buscando un poco menos de pendiente para poder subirme, una valiente va a mi lado pedaleando como puede sin bajarse y yo casi más rápida andando le lanzo dos gritos de ¡¡vamos campeona!! Nada más veo posibilidad me subo a la bici y acabo el puerto, andar era casi más doloroso que en bici que dolor de gemelos!!

Llego arriba casi sin aire y espero a que llegue Erenst, la pendiente sigue y todavía quedan unos km de subida con algunos pequeños descansos así que le digo que voy tirando, el ya andaba que le faltaban las fuerzas por todas partes, continuamos mientras comemos algo y le obligo a tomarse un gel porque ya iba agotado.

Lo que las nubes avisaban llega, la fina lluvia parece que empieza a ser una lluvia más contundente y cada vez se va cogiendo con más fuerza. Llego arriba de la Mussara el último puerto que se bajaba por la vertiente que subimos horas antes, eso si ahora con el diluvio universal, me intento refugiar junto a otros ciclistas que se habían parado al cobijo de unos árboles mientras espero que llegue Ernest y cuando llega su cara lo dice todo, frío y acojone máximo el bajar así, ya sabemos que queda poco pero que es peligroso…

Helados sin sentir las manos y solo deseando que llegue el llano. Parada en el avituallamiento para ver si para la lluvia, momentos duros, prácticamente la bici frenada, las curvas, una auténtica tortura, pero tras el mal momento sabemos que ¡llega el bueno! Así que deseando que acabe esa parte.

El llano, sin lluvia y con ganas de entrar en calor, ¡vamos que nos vamos! Achuchón que nos damos hasta la meta donde el sol relucía en Reus y nos íbamos secando con el y el aire de la velocidad!!

Por fin! Cruzamos el arco de meta y la sonrisa aparece!!

Cuando llegas es como que se olvida el mal trago, y al ver el sillín emocionada digo.. este sillín es la leche! Me encanta!!!

“Nada como tener la posibilidad de probarlos”

También me fijé en que me había quedado sin zapatas de freno! Bufff… eran nuevas y quedaron para cambiarlas.

Ya con las bicis en el parking habilitado y gorras bien ganadas quedamos a la espera de Sandra, que nos había estado mandando mensajes de como y por donde iba.

Es entonces cuando recibimos la noticia de que se había caído en la última bajada… en el km 162, estoy bien, aunque con el culo al aire…

Con ese sabor agridulce acabó esa aventura con lluvia llamada “La Marea Rosa”

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

El Desafío Bestcycling

Llega el verano y con él, el Desafío, “Desafío Bestcycling”

Tod@s sabéis mi pasión por los pedales y es que no solo las dos ruedas me tienen enamorada… también la “bicicleta estática”

El “Ciclo Indoor” forma parte de mi vida, hace ya muchos años que empecé a practicarlo como alumna, esa pasión me llevó a formarme como instructora y de ahí a dar clases y a seguir formándome, hasta el 2011 en el que fui la primera mujer del equipo Bestcycling y para el 2012 comenzaba a vivir mi pasión de una manera más especial si cabe, comenzaba a enseñar mi pasión a futuros nuevos instructores.

Pero, hubo un antes y un después en mí y fue, ver, vivir, sentir lo que se palpaba en un evento, ya había asistido a varios eventos, en diferentes ciudades y con diferentes instructores, en interior, en exterior, con vistas al mar, con vistas a la montaña, en plazas de pueblos… pero fue allá por el año 2010 ya siendo instructora, ya sabiendo el trabajo que hay detrás de una clase de ciclo indoor, música, estructura, entrenamiento, sentimiento… ese primer fin de semana de Junio, donde Bestcycling reunieron a 300 personas en la azotea de un gimnasio, para disfrutar de una jornada de convivencia y pedalear durante 6 horas ante la mirada y el arropo del sol.

“Challenge Bestcycling” le llamaron, fue ahí donde en mi, algo cambió, y estoy segura que en muchas personas más y lo digo porque a día de hoy sigo en contacto con muchas de esas maravillosas personas que ese fin de semana conocí.

Allí en primera fila con mis amigas Ramy y Roció estaba disfrutando de lo que hasta entonces era el evento más grande de ciclismo indoor al que había asistido, rodeada de amigas y conociendo a personas que como ya he dicho a día de hoy siguen en mi vida, salí tras el día de convivencia más enamorada todavía de esta actividad que tanto me apasionaba.

Valencia es la ciudad que año tras año acoge a los “Desafiantes del Desafío”

Un año más tarde en el 2011 ya eran 600 los participantes, tuvieron que cambiar de la azotea del gimnasio a la Marina del Puerto, y ahí en primera fila junto a mis chicas estaba de nuevo viviendo el Segundo de mis Desafíos.

Ese año el sueño de estar en una tarima como esa, se hizo realidad, junto a Ángel e Ivan tuve la oportunidad de impartir clase el domingo, en lo que entonces era una jornada postdesafio benéfica.

La Marina del puerto, un marco muy especial que va reuniendo a 900, 1200, 1300 participantes, año tras año, va creciendo este número y ya llevamos tres años con este 2018 cuatro que se realizan dos días consecutivos, 2000 Bestciclistas que cada año van desafiando al sol y a las 6 clases.

Si una palabra tuviese que definir el desafío Bestcycling sería “Felicidad”

Es lo que más se palpa en el ambiente.

Un año preparando con mucho mimo todo lo que un evento de esas características requiere, preparando una historia, un conjunto de clases que sin duda harán vibrar a todas esas personas que se suben a la bici para pedalear y disfrutar del día.

El desafío es el evento que da paso al verano a esa estación que tanto no gusta, y que mejor manera que al lado del mar oliéndolo y sintiendo su brisa, si te gusta el ciclo indoor es una cita obligada de convivencia.

En él, aparte de amigos y apasionados del ciclismo de interior tienes mucho buen rollo, muchos vatios de sonido, duchas refrescantes, toda la bebida que necesites y una paella Valenciana que te hará reponer fuerzas para continuar la jornada.

Y para finalizar y continuar la convivencia una fiesta nocturna por si te quedan ganas de seguir moviendo las piernas.

A menos de dos semanas del Desafío 2018 los nervios empiezan a dar señales en el estómago.

Os dejo esta imagen que al verla me recuerda el minuto 1 como Instructora el día de mi examen…

Ha llovido mucho de esto…

#Practicabestcycling #puravidapurociclismo

Cycling Weekend Lloret de Mar

Una experiencia para repetir

Princesa, ¿te apetece un finde de desconexión con Miguel Induráin, Nani Roma, Marcel Zamora, entre otros? Me dijo Isabel

Pues claro!! Le contesté

Isabel, también participaba en las ponencias del evento.

Pues listo, llegó la presentación del evento en madrid y allí conocí a Lluís Capdevilla, Agnés, Cristina, Juan Carlos Reina y compañía, tras las presentaciones y un poco de tertulia mientras esperábamos al resto de los asistentes una vez todo empezó con el vídeo de Presentación “Woow” que pintaza! charlas, ponencias, convivencia, coloquios, cenas y ciclismo.. ¡mucho ciclismo!

Ansiosa que llegase el momento estoy, y al fin llegó, nos plantamos en Lloret tras unas 7 horas de viaje, contentas de ver y oler el Mar.

Primer día en Lloret

Desayuno de súper campeonas, nos ponemos guapas cogemos la bicicleta y a rodar..

Empieza todo para arriba, normal, estamos a nivel del mar, una vez salimos de casco urbano y nos dirigimos hacía el primer pueblo comienza a verse lo bonito que es Lloret, montaña con vista al mar, mil curvas con las que disfrutar bien esos paisajes, calas preciosas, un verde precioso… en definitiva, nos tiramos todo el camino diciendo ¿pero que bonito es esto? Íbamos muy tranquilas porque llevábamos guia, Juan, un amigo que se unió a la aventura llevaba las riendas del GPS, así que nosotras sólo teníamos que seguir una rueda, y eso hacía que el disfrute fuese mejor.

Decir que todo el tiempo que llevaba sin apenas entrenar y con el bajón de actividad fisica me estaban pasando factura, y eso hacía que no terminase de encontrarme bien encima de la bicicleta.

Por momentos me entraba el agobio intentando llevar el ritmo, pero cierto es que lo bajaron un poco, también encontramos algo de aire, que eso ayudaba a esa sensación de ¡Jolin tengo que entrenar más! Pero los ánimos de Isabel y Juan y las bonitas vistas me ayudaban mucho, llegamos a un pueblo, Sant Grau, nos fuimos a ver la parte alta del pueblo donde coronaba con una Iglesia con unas vistas bien bonitas.

Cargamos agua en la fuente y nos fuimos hacía el puerto, Llagostera, precioso puerto con un asfalto algo rugoso pero firme, con unas preciosas vistas, cuando llegamos a la cima unas risas y para abajo, Isabel hacía mucho que no cogía “la flaca” y la bajaba con algo de miedo, con lo que la bajada fue con mucho cuidado, eso hizo que se disfrutasen mucho las vistas, al llegar al final acabamos en un mirador precioso donde nos hicimos algunas fotos.

y de camino al hotel a comer que ya habían ganas

Por la tarde tras una tarde de Piscina y una buena recarga de vitamina D, duchita, nos ponemos guapas y a la cena con los grandes, allí todo comenzó con una copa de cava, mientras, van llegando, Induráin, Nani, Marcel… y compañía, una auténtica cena de lujo en la que nos sentimos como en casa mientras escuchábamos anécdotas de los grandes en sus aventuras deportivas.

¡Día dos!

Al día siguiente la gran salida con ellos, “los pro” que les decíamos, suena la alarma, nos vestimos y a desayunar, súper bufé que tienen en el hotel, la verdad que hacía mucho tiempo que no veía un bufete así, entre risas y bromas nuestro buen desayuno, a por las bicis.

Llegamos al punto de partida y encontramos a toda la gente sonriendo y bromeando, “Los Pro” allí están, al igual que la organización y gran parte de los participantes, parecíamos niños, algunos hasta nerviosos, fotos aquí, fotos allí.

Se oye la voz… ¡venga! hay que ponerse en marcha ya.

Pues allá que vamos, enseguida vamos cogiendo posición y empezamos la ruta, cruzamos unas calles saliendo de la zona urbana y vuelven esas preciosas vistas que ya ayer, habíamos disfrutado, eso si, esta vez con mucha más gente y eso molaba mucho también, el ritmo un poco más intenso pero cómodo.

En fila de dos vamos, hablando con el compañero, que además es de mi tierra y con amigos en común así que se hizo muy amena la primera parte de la ruta, en un momento determinado justo cuando la inclinación es algo más intensa, me salta la cadena y eso hace que me detenga para colocarla y me descuelgue del grupo, enseguida mi compañero y los que atrás venían se detienen para ayudarme a coger el grupo, “un buen apretón nos tuvimos que dar” me encanta que el ciclismo tenga estas cosas…

bien, comienza la subida al puerto Llagostera, Aquí liderando “Los Pro” juguetean y empiezan a pegarse “palos” eso hace que el grupo se disperse, nos quedamos atrás subiendo al ritmo y disfrutando de las vistas unos cuantos y con esa ilusión de estar viviendo una mañana de ciclismo con ellos, en un marco inigualable con una estupenda temperatura, teniendo en cuenta que en Madrid había dado poca tregua hasta entonces era como estar en la gloria…

una vez arriba nos avisan de la organización que vayamos bajando que encontraríamos el avituallamiento, allá vamos!

Allí comemos algo, reponemos líquido y más fotos, un rato de tertulia y a volver, la vuelta bastante rápida, terminamos de bajar el puerto y llegamos a un mirador donde el azul del mar y el olor de la brisa me recordaba mucho a mi tierra, unos pocos achuchones nos van dando que hacen que la diversión esté asegurada y así pasa volando la salida.

Al acabar fuimos a una feria de cerveza artesana a degustarlas y directos al hotel, ducha y a comer.

Una gran comida nos esperaba sin saberlo, allí estuvimos comiendo con Marcel Zamora, Pau Zamora, Bimba, Antonio Ortiz; Pau y Antonio habían venido a participar a una carrera de varias etapas que comenzaba el día siguiente y eso hizo que tuviésemos la suerte de juntar tanto crack y pasar el rato con ellos, vaya comida buena con anécdotas y vivencias de estos grandes ciclistas en grandes pruebas, Emocionadas andábamos de la buena sobremesa que habíamos vivido.

Llega la hora de ponemos guapas y directas a la mesa redonda, allí en una sala especial para ello, empieza a llenarse de gente, todos con una gran sonrisa de tener el privilegio de estar allí con ellos y poder conversar, empieza la función!

Isabel moderaba la mesa y durante la comida habíamos estado pinchándola para que llamase a Miguel Induráin

MI GUE LON (nos pegamos unas risas con un vídeo que hay por YouTube) para convencerla..

llega el momento y mi súper Isa ¡lo dijo! un gran guiño que nos soltó tras ello, ahí comenzaron la risas al unísono y empezó la mesa redonda con ese punto de humor..

Muchas preguntas y unas charlas muy interesantes y divertidas dieron paso a una cena cóctel perfecta, para cerrar el día.

El día de la carrera

Suena el despertador y de un salto nos levantamos, es el día de la Gran Fondo Lloret de Mar y la previsión de lluvia era grande, pero… parecía despejado, bajamos a desayunar, allí nos encontramos con Marcel, Bimba y Juan, entre risas desayunamos.

subimos a terminar de arreglarnos, coger bicis y directos a la salida que era a unos 500mt del hotel, cuando salíamos parece que el cielo está bastante oscuro, apenas hemos recorrido 300mt y empieza a llover, llegamos a la salida y la lluvia se intensifica de tal manera en cuestión de unos segundos nos encontramos totalmente calados, caras de tristeza y lamentos, ¿con la semana de sol y buen tiempo que ha hecho ahora esto?

Esperamos unos minutos a ver si paraba, finalmente para, la organización se plantea acortar la marcha en el caso de que el mal tiempo continuase.

Suena el pistoletazo de salida, comenzamos con mucho cuidado a rodar y en ese mismo momento le digo a Isa, estoy empapada no se si es buena idea hacer el recorrido, ella me mira y me dice, está el suelo empapado es peligroso y yo tengo competición la semana que viene, así que decidimos no continuar, en cuanto podemos hacemos giro y salimos de carrera, llegamos al Hotel tristes por lo sucedido y heladas de frío, una súper ducha caliente nos recompone, y directas al bufé tan guay que hay en el hotel, tomamos algo y planificamos la mañana, ella decide ir a la piscina a nadar con Marcel y Bimba, Juan y yo nos vamos al gimnasio, ellos a correr unos cuantos km en la cinta y yo a tonificar un poco.

Pasa la mañana y vamos a la meta a ver llegar a los participantes valientes que decidieron salir y disfrutar del recorrido, por suerte dejó de llover y pudieron disfrutar de un poco de sol y el recorrido largo.

Pasamos el día en Lloret, y pronto a descansar ya que a la mañana siguiente salimos a rodar por última vez,

Último día en Lloret

Amanece un día espectacular, con gran ilusión tras el desayuno cogemos la bici y disfrutar la última salida.

Con esta imagen cierro este fin de semana de Ciclismo espectacular.

Sin duda para repetir, queda pendiente hacer ese gran recorrido de la GF Lloret de Mar que el año que viene espero poder disfrutar.

Gracias por organizar cosas así.

Gracias Isabel por invitarme a vivir esta aventura.

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Paz, presidenta del CCM Mujer Ciclista

Hoy os presento a Paz

Paz, Mujer Ciclista desde bien pequeña, viviendo en una familia apasionada de las dos ruedas, hija de un apasionado del Ciclismo, podríamos decir que es una mujer Ciclo-aventurera!

Paz, actual presidenta del Club Ciclista Majadahonda, no concibe su vida sin las dos ruedas. 

Paz comienza a contarme diciendo: “MI BICI Y YO”

Si tengo que pensar desde cuando monto en bici, me remonto a los fines de semana de mi infancia en Villaviciosa de Odón, donde mi padre nos arreglaba bicicletas viejas y con ellas aprendíamos, primero con ruedines, después sin ellos.

Mi padre fue socio fundador del Club Ciclista Majadahonda, y a veces también “engañaba” a mi madre para sus viajes cicloturistas. Mi hermano fue el primero de 5 en empezar a entrenar con un equipo.

Empecé mis “cicloaventuras” con alforjas desde muy temprano.

Alto Tajo, Holanda, Bretaña, las Alpujarras, Picos de Europa, Mallorca y hasta los Cárpatos en Bulgaria.

Como anécdota “engañé” al que ahora es mi marido para que nuestra luna de miel fuese, Croacia en barco y bicicleta, actualmente es su hijo Daniel quien me acompaña en las salidas de bici.

Las cosas de la vida…

Pero hay un momento especial en mi vida. A los 25 años recién cumplidos me descubrieron un cáncer avanzado. Me operaron y perdí todo el colon, me dieron quimio y radioterapia.

Fue muy duro pero lo sobrellevé bien y salieron esas fuerzas que todas tenemos dentro, ellas fueron las que me ayudaron a superando todo, poco a poco.

Luché por llevar una vida normal, por asimilar todo lo que me estaba pasando sin que ello significara un cambio radical en mi vida. Quería seguir saliendo con mis amigos, tomándome una cerveza, disfrutando de la vida, viviendo, tenía tan solo 25 años.

Todo ello tuvo sus efectos secundarios y desde entonces sé muy bien lo que son los hospitales pero siempre he salido con esa energía de querer vivir.

Hace 4 años me hice del Club Ciclista Majadahonda. Empecé a salir con ellos sin tener apenas el nivel, y gracias a mis compañeros, especialmente al entonces presidente, Rafa, pude alcanzar un ritmo más o menos “normal”.

Fue entonces cuando mi enfermedad volvió a dar la cara, esta vez en el duodeno.  Sufrí una operación muy complicada, con muchas probabilidades de complicaciones serias, pero todo se desarrolló increíble e inexplicablemente bien. Y yo supe que, aparte de la habilidad y experiencia de mi cirujano (también ciclista), fue gracias a la bicicleta, a la fortaleza física y mental que te da pedalear. Como consecuencia de todo ello, me falta gran parte del aparato digestivo, entre otras cosas. Pero lo que me falta se queda pequeño en comparación con lo que tengo.

Me desperté de la operación en tiempo récord, y en cuanto pude, meses después, empecé de nuevo, primero a nadar y cuando recuperé un poco de tono muscular a rodar de nuevo, a rodar “en altura”

Puertos como Alto de Navacerrada – Cotos – Valdesquí, eran las tardes del mes de julio y se agradecían esos grados de menos.

En septiembre ya estuve en condiciones de volver al club, y desde entonces, no fallo un domingo, y si falto es porque estoy pedaleando en otro lugar.

Mi marcha estrella es la Bilbao Bilbao, porque fue la primera que hice, un año después de aquella operación, y llevo ya 3 ediciones, y las que quedan!!

Este año acabo de terminar un reto benéfico, Gijón – Santiago de Compostela, lluvia, frío y de todo tuvimos en el, pero puedo decir que aunque con sufrimiento lo conseguí, una Ále Cycling Gandía que acabó siendo épica acompañada de Jess

¿Próximos retos en mente ?

Si, claro, me esperan, Monegros, Menasalbas, Vitoria, Los Alpes y lo que se me ponga por delante.

¿Presidenta del Club Ciclista Majadahonda?

Si, hoy en día presido el Club Ciclista Majadahonda, tarea que me absorbe y me llena por igual. Disfruto de gestionar un Club que tiene tanto significado para mí, y que lleva tantos años funcionando. Me encanta ver el compañerismo y el entusiasmo de sus socios, organizar y coordinar las salidas, tomarnos una cerveza en la puerta del club a la llegada de una ruta.

¿Que es para tu ser mujer Ciclista?

Ser mujer ciclista es en la actualidad un modo de vida, el mío y el de muchas mujeres a las que he ido conociendo en los últimos tres años. Ser ciclista es un reto, pero ser mujer ciclista lo es más aún. Aunque cada vez somos más, no somos muchas en comparación con el número de hombres que practica este deporte. Nos encontramos con todo tipo de dificultades. Normalmente nos iniciamos y entrenamos con hombres, lo cual significa de algún modo una dificultad añadida, a la vez que un reto. La equipación suele ser más cara y hay menos variedad. Y muchas veces existe discriminación en las competiciones. Pero a mí me encanta valorar lo positivo. El ver cómo cada vez somos más, cómo somos capaces de superar las dificultades, el compañerismo que existe entre nosotras, las ganas de mejorar. Me encanta compartir esta afición con tantas mujeres ciclistas que están dispuestas a echar su bici al coche o al tren e ir a donde haga falta para compartir una jornada pedaleando con otras mujeres.

¿Que le dirías a las mujeres para que se animen a montar?

Que empiecen poco a poco desde su nivel inicial. Que busquen un grupo donde se sientan cómodas y puedan prosperar y aprender. Que no tengan miedo, porque cualquier dificultad se puede superar practicando y entrenando, e ir mejorando progresivamente hasta alcanzar el nivel que una desea. Yo empecé desde un nivel muy bajo, sufría más que disfrutaba, pero una vez que superé ese escalón inicial, el sufrimiento se convirtió en disfrute y en superación.

¿Defíneme que es para ti la bicicleta?

La bicicleta es uno de los inventos más maravillosos del ser humano. Espero durante la semana a que llegue en fin de semana para subirme en ella. Me fascina cómo puedes transmitir tu fuerza y tu energía a través de los pedales y avanzar, esa sensación de libertad, de velocidad, de potencia, de esfuerzo, de satisfacción al conseguir un objetivo, no me la da nada en la vida. Es como la sensación de volar.

El ciclismo me ha aportado grandes alegrías, he conocido a infinidad de gente, en especial mujeres, he hecho muy buenas amistades.

mi vida gira en torno a este deporte.

El ciclismo es vida.

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Sandra Sánchez, Asesora fiscal y Mujer Ciclista

Sandra es una loca apasionada más de las dos ruedas, Instructora de Ciclo indoor, Asesora Fiscal, Runner y Ciclista en sus ratos libres

Son muchas las ocasiones en las que tengo la oportunidad de sentarme con ella y charlar tranquilamente y una de ellas le propuse este post y todo comenzó así.

L: Cuéntanos un poco tu vida Sandra, ¿A que te dedicas y por qué decidiste subirte a una bicicleta?

S: Soy Asesora Fiscal e instructora de ciclo indoor, cómo veis, nada de relación tiene una cosa con la otra.

Mi afición por el deporte comenzó al inicio de trabajar en el sector asesoría. Por las muchas horas que paso sentada en una silla, sentí la necesidad de comenzar a hacer deporte, salir a correr, ir al gimnasio y mas tarde de hacerme instructora. Ahí comenzó mi pasión por las dos ruedas. A la vez surgió el reto de ser maratoniana y más tarde apareció en mi el gusanillo de aprender a nadar y de comenzar en un club de triatlón.

Me subí por primera vez a una bici de carretera estando en Fuerteventura de vacaciones y sentí que eso no acababa allí. Unos meses más tarde llegaba mi bici a casa.

L: ¿Tu que practicas varias disciplinas que destacarías del ciclismo?

S: Es complicado hacer comparaciones entre disciplinas tan diferentes (nadar, pedalear y correr) con cada una tengo sensaciones tan diferentes, lo que más destaca para mi en el ciclismo es, la superación, esa que sale tras muchas horas encima del sillín.

La superación es mayor porque las horas que le dedicas cuando te pones un objetivo en mente, son más que en otras disciplinas, al menos en mi caso.

También para mi es fundamental el tener confianza con tu bici para llegar a disfrutar de verdad.

El objetivo principal desde el primer día que me subí a mi bici era disfrutar, por supuesto, pero a medida que fui cogiendo confianza más me conseguía exigir.

L: ¿Qué es lo que buscas cuando decides salir a la carretera a rodar?

S: Busco disfrutar, liberar la mente, compartir momentos con mis compis de ruta, es un cúmulo de cosas que te hacen dar un brinco de la cama los fines de semana jeje.

Puedo decir abiertamente que la bici me ha ayudado en más de una ocasión para salir de algún bache mental, todos tenemos momentos mejores y peores, y cuando algo nos hace disfrutar y desconectar, todo se simplifica dentro de nuestra cabeza.

Puedo tener la peor semana que en cuanto llega el momento de subirme en la bici todo ese malestar desaparece, me cambia el gesto en la cara rápidamente.

L: Sandra cuéntame un poco tus próximos objetivos

S: Encima de la bici, en este 2018 tengo la mente puesta en las marchas Ale Cycling Gandía y Gran Fondo Mussara, pero el año solo acaba de comenzar…así que seguro que alguno más sale. Por el momento, en las tres disciplinas que practico tengo la planificación hasta junio y a medida que pase cada mes, iré poniendo más fechas en rojo en el calendario.

Para mi es indispensable poner fechas y trabajar en base a esos objetivos marcados viendo la evolución del día a día entrenando. No hay nada que mejor te enseñe a planificarte que conocer tu cuerpo.

L: Qué le dirías a las chicas que practican ciclismo indoor para animarlas a probar el ciclismo real?

S: En ocasiones he oído decir a muchas chicas que por miedo a la carretera no saldrían, que no tendrían con quien salir porque se quedarían atrás, y un sin fin de peros.

Yo siempre les contesto con mi ejemplo; me compre una bici de carretera habiendo probado un solo día de ciclismo, me apunté a un club de ciclismo sin saber cambiar ni las marchas y me apunté a una marcha solo habiendo cogido la bici durante cuatro meses.

Yo era la chica que tenía miedo a la carretera, que se quedaba descolgada del grupo y que corría peligro en su primera marcha.

Las animo siempre a que lo hagan porque estoy segura de que una vez que lo probaran más de una no querría bajarse de la bici.

Como siempre digo “todo es posible en la medida que lo intentas”.

Me encanta conocer a mujeres ciclistas que inspiran y que inculcan  y comparten los valores tan bonitos que lleva consigo este deporte.

L: ¿Cuéntame cuál ha sido tu mejor experiencia con las dos ruedas?

S: Tan solo llevo tres años practicando esta disciplina pero ya se me hace complicado decirte solo una.

No he tenido ninguna peor, todas las experiencias en la bici me han sumado y sobre todo me han enseñado lo que es la constancia, la disciplina y la superación. Puedo decir que mi primera marcha rodeada de amigos es inolvidable, que la primera vez que subí Navacerrada no se me olvida, pero la Marcha Skoda Medio Fondo San Sebastián marcó un antes y un después en mi. Me enfrenté sola a los tres puertos y conseguí el objetivo marcado, disfrutar y dar lo mejor de mi.

La exigencia forma parte de mi día a día.

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Sílvia Glez “Mujer Ciclista”

Hoy os presento a Sílvia, del ciclo indoor a la montaña y de la montaña a la carretera y de la carretera a todo lo que con una bici se haga.

Sílvia, ¿Qué es para ti el ciclismo? 

“PASION”

Pasión es para mí la mejor definición, es disfrute, sacrificio, constancia, disciplina felicidad, amistad

El ciclismo es una forma de vida y se echa unas risas.

los que me conocen siempre me dicen “cuando te montas en la bicicleta te cambia la cara”

y es cierto me siento feliz.

¿Cómo empezó tu afición a el? 

Pues empezó de mayorcita y por el “spinning”, empecé a practicar ciclismo indoor, me enganché tanto que me hice instructor, y de ahí pasé a probar con una mtb, “me encantan el deporte al aire libre”, recalca Sílvia, me encanta la montaña, y  pasé de la mtb sola, a un club, del club de mtb, al 1er triatlon de la mujer y de ahí, al club de de triatlón y a la bici de carretera, y a dar pedales y más pedales y claro, dar pedales y disfrutar.

¿Tú que has practicado diferentes disciplinas cuál recomendarías a las mujeres para empezar??

Eso es difícil, cada una tenemos unas condiciones que nos hará sentirnos más a gusto con un tipo u otro.

normalmente nos movemos por lo que tengan el grupo de amig@s, eso es importante, porque lo que si me ha dado la experiencia es que nosotras nos solemos mover más en grupo, nos sentimos más seguras, en general, nos lo pasamos mejor si vamos acompañadas.

Si dudamos de con qué empezar, seguro que conocemos a alguien que nos deja probar y así poder decidir.

Estas empezado una nueva aventura de ciclismo femenino, ¿cuéntanos  tus nuevos proyectos?

En realidad son los de siempre, fomentar y apoyar el ciclismo femenino a todos los niveles, desde la iniciación a la competición, así como la formación e información, pero de forma más visible y con otras féminas que nos une la misma pasión, solo puedo deciros que ¡Esteís atentas!

Que destacarías del ciclismo, ¿qué les dirías a las mujeres?

Les diría que el ciclismo es pasión, es libertad, es felicidad, es amistad.

Que no tenemos que ser las mejores, ni las que más kilómetros hagamos, ni tampoco las más duras.

“simplemente tenemos que disfrutar del ciclismo”

que si queremos podemos, y juntas mola mas!

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Testeo Six2

Testeando la tecnología “Carbon”

¡Comodidad! Si hay algo que con el tiempo valoro más es eso, “la comodidad”

Necesito máxima comodidad cuando estoy practicando deporte, no puedo permitir que algo como un ajuste extraño en una zona determinada de mi cuerpo estropee un entreno, o una salida de diversión.

Ni tampoco que en invierno una prenda me haga pasar frío o me de tanto calor que me haga sudar y luego quedarme fría y que en verano sude demasiado y acabe empapada

¿Habéis probado las interiores de Six2?

Hoy os voy a contar mi experiencia con ellas..

Desde la de rejilla, a la de tirantes con sujeción para los pechos, a la de manga larga y a la especial invierno sixs underwear con cuello para los días más fríos, no te sabría decir nada malo de ninguna de ellas, son una segunda piel, thermoregualadoras, si hace algo de buena temperatura no da calor y si hace frío, como en las primeras horas te mantiene calentito, que subimos puerto o apretamos y sudamos, perfecto, te mantiene caliente y no notas el sudor.. es como si expulsase la humedad, realmente es perfecta, y si la acompañas con el sujetador de la gama ya ni te cuento, pues la sensación es sequedad total..

¡Ya no más calor en subida ni frío en bajada!

La ropa exterior

También he tenido el placer de probar la gama de exterior de invierno, con un tacto diferente en el interior que la hacen especial, no había tenido ropa que me diera esa sensación, ni el placer de no sentir ni una pizca de frío..

empezamos con el Culotte, un tacto en la piel suave, con una compresión cómoda, aunque hayas apretado y sudado ni te enteras de ello hasta que te los quitas, badana muy cómoda y suave, por fuera es grueso, un tejido que repele el agua, así que estamos a salvo en caso de que nos pille un día malo.

La Chaqueta más de lo mismo, cuello alto para máxima protección y con partes de un tejido similar a las interiores pero más grueso, para “respirar” y “regular” la temperatura, con solo la interior y la chaqueta he tenido salidas en temperaturas bajas y no he pasado ni una pizca de frío, y eso que en Madrid las temperaturas aprietan, seguimos con la gama ahora la bandana y el gorro, cuello y cabeza a salvo de las baja temperaturas, la bandana con tejido especial para respirar en el caso de tenerla sobre la nariz y boca, tejido muy parecido al de las interiores, los guantes y cubrebotas de un tejido tipo “neopreno” para que tus manos y pies no sientan el frío.

“Sin duda un descubrimiento”

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️

Trabaja tus sueños, Sueña tus logros.

Pensamientos, Retos, Sueños..

Empieza la pretemporada y con ella la planificación de objetivos.

En mente nuevos retos de los que hace un año ni tan siquiera habría pensando.

“Un día soñé que estaba rodeada de soñadores con la misma pasión”

Sí, ahí estaba yo, rodeada de apasionados con sus bicis, sus sonrisas, sus suspiros de concentración, todos dispuestos a dar lo mejor de sí mismos para alcanzar su objetivo personal, su sueño!

Eso es lo que vivo cuando participo en una marcha o carrera; hacerla, vivirla, sufrirla, disfrutarla, sin duda, eso es lo que me motiva, es lo que me lanza a subirme a la bici en cada entreno, y la pasión que siento por las dos ruedas es el motor en cada salida.

Disfrutar de la carretera, de tus pensamientos, de los amig@s “Ciclistas”.

Lo primero, los objetivos! calendario en mano y a soñar…

La planificación

Algo muy importante, es una buena planificación, en mi caso confío plenamente en Arturo Muñoz.

Reunión para ver objetivos y manos a la obra, prueba de esfuerzo, plan de entrenamientos semanal y a darle al cuerpo.

Este año tengo grandes objetivos en mente que ya os iré contando

De momento lo que mas me premia es que el hombro se recupere bien que ya ha dado bastante guerra y a empezar a sumar km.

Lo siguiente es motivar a mis amig@s a que tengan sus retos, y si alguno coincide con los míos pues mejor que mejor, siempre gusta más ir acompañada de tu gente.

¿Y a ti, que te motiva?

Me encantaría que me contases que es lo que te motiva y te impulsa a superarte…

🚴‍♀️❤️Soy Mujer Ciclista ❤️🚴‍♀️