Mireia Solé, toda una mujer ciclista que irradia entusiasmo por donde pasa

Hoy os presento a Mireia, mujer inspiradora y apasionada de los pedales

Mireia ¿qué es la bicicleta para ti?

La Bicicleta para mí es libertad, superación, desconexión y un estilo de vida.

Hoy en día llevamos un ritmo de vida muy alto y nos pasan cien cosas por la cabeza, cuando llega mi momento y me subo en mi bici, es “mí momento de desconexión” y a la vez de conexión conmigo misma. Sólo pienso en pedalear, disfrutar del paisaje y de la compañía. ¡Soy yo!

 

¿Cuando llegó el momento en que dijiste; ¡Esto es lo mío! Ya no me bajo de ella?

Todo empezó hace unos 8 años, cuando mi pareja estaba preparando unas pruebas físicas y empezamos a ir al gimnasio. Él empezó a ir en bici y empezó a explicarme, las rutas que hacía, por dónde subía, bajaba, sentí curiosidad y pensé ¿Yo lo puedo hacer?.

Un día cogí mi bici (un hierro de cuándo tenía 15 años, sin calas, ni amortiguación y frenos v-brake) y me fui con él. Me gustó esa sensación de desplazarme por mi misma, esa sensación de Libertad. Ver que cada día podía hacer un poco más, subir una cuesta más, bajar una senda más, que disfrutaba encima de ella, y a la vez recorría paisajes espectaculares que sólo podía llegar con ella. Entonces pensé, no me voy a bajar ya nunca de ella, quiero que sea mi estilo de vida.

 

¿Háblanos de una de tus aventuras que más te hayan marcado?

Cuando empecé a ir en bici, dije que cuando cumpliera 40 años mi regalo sería participar en la Titan Desert, una de las pruebas de mtb más duras por su clima y terreno, que consta de 6 etapas por el desierto y más de 700 kms. 

Empecé a preparar la prueba unos meses antes y por el clima de mi zona, ese invierno hice muchas horas de rodillo, y para que fuera más ameno, me ponía en el ordenador videos de la Titan. A parte de que motivaban un montón, los veía y no me creía que en unos meses estaría allí, pisando arena, salvando dunas, viviendo en el campamento, durmiendo en la haima.

Y llegó el día. Cuando aterrizamos en el aeropuerto no me lo creía, eso que hacía tantos años era como un sueño estaba volviéndose realidad. El transfer al campamento, el brieffing, ver las dunas de lejos, entrar en la haima, era un cúmulo de emociones que no se pueden describir.

Mi paso por la prueba era ser Finisher y vivir la experiencia. 

Paisajísticamente fue brutal ( arena, montañas de mil tonos de marrón, cañadas de piedra interminables, dunas y más dunas, oasis), estar en medio del desierto, en medio de la nada, te das cuenta de lo pequeño que eres en el mundo. 

Fue duro por el clima, mucho calor, muchas horas encima de la bici y por una llaga que me salió, pero allí se para el tiempo, los sentimientos están a flor de piel y lo vives las 24 horas del día durante 6 días. 

Lo mejor de todo es que cuando estás allí, lo vives, pero al cabo de los días cuando recuerdas esos momentos, parece que nunca te hayas ido de allí.

Repetiría sin duda.

 

Miereia, ¿qué destacarías del ciclismo?

Esfuerzo, sacrificio, superación, compañerismo.

El ciclismo, me hace sentir bien conmigo misma, tanto mental como físicamente, y me permite aportar mi granito de arena para la gente que no puede. Desde el año pasado colaboro para luchar contra la Ela, a través del Reto PedaEla y su Club en Strava, donde allí acumulamos km para la Investigación de esta enfermedad.

 

¿Qué es para ti Ser Mujer Ciclista?

Para mí ser mujer ciclista es ser una guerrera que se va a comer el mundo.

Detrás de cada mujer ciclista hay una luchadora que es hija, hermana, madre, esposa, amiga, que tiene su trabajo, sus obligacionespersonales y aún así, saca horas de donde sea, para poder montar en su bici, para sentirse libre, ella misma, y vivir este estilo de vida.

 

Ahora mismo estas lesionada, ¿Qué objetivos tienes para este 2019 y que estás haciendo para ello?

Sí, ahora estoy lesionada, ya que entrenando en mtb tuve una mala caída en una senda y me rompí, tibia y peroné por la zona del tobillo, que terminó en operación con placa y siete tornillos. 

Aún estoy en período de recuperación para recuperar la movilidad y fuerza del tobillo, haciendo ejercicios en el Centro de Recuperación y en casa rodillo, para poder recuperar la masa muscular perdida lo antes posible.

Mi principal objetivo es recuperarme al 100%, andar bien y poder volver a los entrenos diarios que llevaba antes de la lesión. 

Me encanta la montaña y el mtb, pero este año tendremos que cambiar un poco los objetivos que teníamos inicialmente. Empezaré pedaleando en bici de carretera, ya que es menos agresiva para mi tobillo, y las primeras serán cicloturistas. Espero poder participar en la Montsec-Montsec, que es a finales de mayo y en mi pueblo (Balaguer), y repetir Quebrantahuesos (Sabiñanigo) y la Purito (Andorra), y ya para finales de año La Cicloturista Gran Canaria Bike Week.  Las de mtb me encantaría empezar con la Pilgrim Race(Madrid-Santiago) a principios de julio y la Catalunya Bike Race (Cerdanya) a finales de setiembre.

Buenos objetivos tiene en mente Mireia, mujer luchadora y apasionada que en nada la tendremos de vuelta dándole caña a los pedales.

Mireia te deseamos una pronta recuperación y que pronto te veamos sobre la bici disfrutando de ella.

#sermujerciclista

🚴‍♀️❤️Yo soy Mujer Ciclista❤️🚴‍♀️

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s